Economía | Empresas

La fuga no se frena en Telefónica, Vodafone y Orange: pierden 45.000 clientes en enero por la guerra de precios

Digi sigue creciendo a costa de las grandes operadoras gracias a su política de precios

Una tienda de Movistar en un centro comercial de Madrid

Una tienda de Movistar en un centro comercial de Madrid Movistar

2022 comienza como acabó 2021. Las grandes operadoras españolas vuelven a sufrir la fuga de clientes a otras compañías que ofrecen servicios similares por un precio inferior.

Según los datos a los que ha tenido acceso El Independiente, y que tendrán que ser confirmados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Telefónica, Vodafone y Orange se dejan casi 45.000 clientes en líneas móviles en enero, acentuando la pérdida de contratos que se inició hace varios años.

Una tendencia que continúa, a pesar de que fuentes del sector de las telecomunicaciones consultadas esperaban que se fuera reduciendo. “Venimos de un año en el que se han frenado los cambios de contratos y eso nos deja con un escenario en el que los que más clientes ganan lo hacen con menos intensidad y viceversa”, remarcan. “De continuar con las cifras de otros años, Telefónica, Orange y Vodafone pueden sufrir mucho más”, recalcan las mismas voces.

Telefónica es la operadora que más portabilidades ha sufrido en un mes. De acuerdo a la información que maneja este periódico, Movistar se ha dejado 28.300 líneas a fecha de 31 de enero. En líneas fijas, la empresa dirigida por José María Álvarez-Pallete también obtuvo saldo negativo y perdió 500 durante el mismo período.

Orange es la segunda compañía que más fugas ha sufrido con un total de 20.400 clientes móviles durante el primer mes de 2021. No obstante, la operadora francesa ha frenado sus pérdidas en líneas fijas y ha ganado 2.600 contratos.

Vodafone, en plenas negociaciones con otras empresas para consolidar el mercado en España, tiene un saldo negativo tanto en fijo como en líneas móviles. En concreto, hasta 15.700 clientes móviles han roto el contrato con la operadoras, mientras que en la telefonía fija ascienden hasta los 10.4000.

Digi y Avatel, imparables

La sangría de clientes del ‘big three’ español de las telecomunicaciones es aprovechada por dos nuevas operadoras que han irrumpido en los últimos tiempos en España. La empresa rumana y Avatel suman 50.000 nuevos contratos de móvil en España mientras que MásMóvil, con Euskaltel ya integrado, suma unos 8.000 clientes.

Los precios competitivos que ofrecen ambas compañías han vuelto a despertar el interés de los clientes un mes más. Avatel, operadora que creció el pasado verano con la adquisición de ciento de empresas locales de telecomunicaciones, consiguió sumar 24.600 líneas en telefonía móvil y más de 2.000 en fijo mientras que Digi volvió a pulverizar registros y consiguió firmar 26.600 contratos nuevos mientras que en el mercado de líneas fijas aumentó en 7.600 contrataciones. MásMóvil, por su parte, se dejó 6.400 líneas fijas debido a que finalizó el contrato de su marca ‘R’ en Galicia con la Xunta, del que se ha beneficiado Telefónica.

Este panorama refleja, tal y como apuntan fuentes del sector, «una realidad que deja en una situación muy complicada a las grandes operadoras». Las mismas voces relatan que las grandes compañías «invierten en redes mientras que otras alquilan, permitiendo a las segundas a destinar todos sus recursos a potenciar sus departamentos comerciales y rebajar los precios» ya que no requieren de partidas para el mantenimiento e innovación en infraestructuras.

Telefónica, Vodafone y Orange han sido muy críticos con este sistema, dependiente de la CNMC, que está a favor de que las redes sean alquiladas a operadores más pequeños.

La guerra de precios y los pequeños márgenes en los que se mueven las grandes compañías ha empujado a que en los últimos meses se hayan desatado las negociaciones para consolidar el mercado. Vodafone es la operadora que más se ha movido en los últimos meses con negociaciones MásMóvil y Orange. Si bien aquellas conversaciones no acabaron con un apretón de manos, el mercado da por descontado que antes de que finalice 2022.

Te puede interesar

Comentar ()