Economía

Europa urge a España a mejorar su conexión gasística con el continente

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, considera que es necesaria para compensar la dependencia de la Unión Europea con el gas procedente de Rusia.

La central de carbón de Meirama, de Naturgy (Gas Natural).

La central de carbón de Meirama, de Naturgy (Gas Natural). Gas Natural Fenosa

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha urgido a España a mejorar su nivel de conexión energética con el resto del continente para compensar la dependencia de la Unión Europea con el gas procedente de Rusia y el conflicto geopolítico entre esta potencia y Ucrania. Y es que, tal y como ha destacado en su comparecencia este martes ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para la Unión Europea, el 90% del gas que consume Europa es importado y un 40% procede de un único proveedor, Rusia.

En este sentido, Simson ha destacado cómo la capacidad de los gasoductos hacia Europa desde este país alcanzan menos de la mitad de su capacidad, un 49%, y que en el Ejecutivo comunitario detectan «pautas inusuales» en este suministro. Ello provoca, ha dicho, que las reservas de almacenamiento estén a un 32%, un 8% menos que el año pasado. De esta caída, la comisaria ha asegurado que «la mitad tiene que ver con Gazprom».

Ante un deterioro de las relaciones entre Rusia y la Unión, a raíz de las tensiones geopolíticas con este país con Ucrania, la comisaria ha subrayado que ha reforzado las relaciones con Estados Unidos, Azerbayán, Egipto, que está apoyando con buques adicionales, ha dicho, e incluso Corea del Sur, consiguiendo un compromiso para desviar gas natural licuado (GNL) en caso de que fuera necesario.

Todo ello, ha apostillado, para alcanzar la «máxima capacidad de almacenamiento» de cara al próximo invierno con el fin de «evitar» una situación como la actual. Simson ha subrayado que España «tiene un papel importante» en esta cuestión, con un 42% de la capacidad de almacenamiento de GNL, con seis terminales operativos, señalando cómo su utilización «compensaría» la reducción del suministro de otras vías y lamentando que la falta de interconexiones con sus vecinos impide esta vía.

Conexión energética del Golfo de Vizcaya

Por ello, ha llamado a España a mejorar este nivel de interconexiones, señalando que el proyecto del Golfo de Vizcaya, que cuenta con una financiación de casi 600 millones de euros en fondos comunitarios, «no es suficiente», instando a atender los otros dos proyectos para conectar la Península Ibérica y Francia a través de los Pirineos.

Simson ha insistido más adelante en que estos proyectos «ya tienen también estatuto de proyecto de interés común (PIC)» y que «según los planes de la Comisión tendrían que estar operativos en 2029 y 2030». «Tenemos que seguir las conversaciones para mantener el plazo», ha dicho.

Sin embargo, el Gobierno, y particularmente su vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, responsable de la política energética del país, ha expresado desde su toma de posesión sus recelos a los proyectos de interconexión gasista a través de los Pirineos.

La última, este mismo lunes en una rueda de prensa junto a la propia Simson, señalando que este gasoducto Midcat, rechazado por los reguladores español y francés, no resolvería los problemas de suministro en el plazo más inmediato, apostando por pensar en su viabilidad durante su vida útil e invitando a repensar estas instalaciones a otras tecnologías, como el hidrógeno verde.

Te puede interesar

Comentar ()