Economía

El Gobierno advierte de que España no puede prescindir del gas ruso "de un día para otro"

La ministra Teresa Ribera asegura que pese a ser baja, la dependencia del suministro procedente de Rusia se diversificará de cara al próximo otoño.

La ministra de energía, Teresa Ribera, junto a ala ministra francesa de Transición Ecológica Bárbara Pompili, en la cumbre europea celebrada hoy.

La ministra de energía, Teresa Ribera, junto a ala ministra francesa de Transición Ecológica Bárbara Pompili, en la cumbre europea celebrada hoy. EFE

La vicepresidenta tercera del Gobierno Teresa Ribera cree que la Unión Europea no puede prescindir del gas ruso «de un día para otro», pero sí puede diversificar su dependencia energética de Moscú de cara al próximo «otoño», en un contexto de crisis de precios cuyo final «no se ve claro». «Es obvio que no podemos prescindir del gas de un día para otro y que no es fácil la diversificación de proveedores», dijo la también ministra para la Transición Energética a su llegada a Bruselas a un consejo extraordinario de titulares europeos de energía convocado al calor de la invasión de Ucrania por Rusia.

Ribera agregó que «la medida inmediata más rápida es una concertación con proveedores de gas a nivel mundial para establecer un debate sobre el modo en el que asegurar una diversificación a precios razonables, de forma que no se produzcan situaciones evidentemente legítimas pero probablemente ventajistas o difícilmente gestionables para los consumidores»

En ese camino, en el que ya trabaja la Comisión Europea, la UE debe guiarse por la «coordinación de esas compras y de esa» descargas» de gas natural licuado (LGG) y evitar enfrentamientos «los unos con los otros por acceder a un barco ya previamente contratado», dijo.

El objetivo es que la compra mancomunada de gas, que España defiende desde hace meses, estén «perfectamente coordinada para poder asegurar que llegamos a la siguiente temporada de frío, al otoño próximo, con una gran cantidad de gas almacenada y por tanto con una mayor seguridad y un uso más inteligente de los recursos». «A pesar de la dureza del momento que estamos viviendo, es gratificante ver la capacidad de articular una respuesta inmediata tan unánime y tan consensuada», agregó la vicepresidenta española, quien subrayó que las derivadas energéticas de la guerra muestran «que el único camino es construir Europa juntos».

Alza de precios

Preguntada por la duración de la crisis de precios de la energía, que en Bruselas se ha analizado siempre como una crisis coyuntural, la titular española de Transición Ecológica señaló que «es posible que sea coyuntural pero es una coyuntura que dura mucho tiempo y cuyo final no se ve claro«.

Señaló además que Rusia «ha entrado en una deriva absolutamente suicida para sí misma y para los demás» y, en la medida en que «es imprevisible cuáles son los movimientos de ese país y cómo puedan ir avanzando las cosas, tenemos un nivel de incertidumbre importante», que «no significa nivel de inseguridad o de no gestionabilidad».

La solución pasa por «acelerar la transición energética, la diversificación de proveedores y por una acción concertada europea cada vez más potente», dijo Ribera, que dio por hecho que se verá «un horizonte de precios altos durante un buen precio todavía».

En lo relativo a España, que compra gas principalmente a Argelia, Estados Unidos y Nigeria, aunque también a Rusia, Catar o Noruega, Ribera valoró que el país tiene «una cesta de proveedores muy variada». «Por lo tanto, nuestra dependencia del gas ruso es muy pequeña y nuestra fragilidad es menor que las de otros Estados miembros, que en algunos casos dependen el 100 % de Rusia», dijo la vicepresidenta, quien recordó que un tercio de los puertos de entrada de gas natural licuado en la UE se encuentran en la península ibérica.

Electricidad en Ucrania y Moldavia

Los ministros de Energía abordarán este lunes en la reunión la situación de la energía en Europa tras la invasión rusa de Ucrania y la posibilidad de integrar a Ucrania y Moldavia en el sistema eléctrico europeo, lo que sería «enormemente importante para reforzar la resistencia» de esos dos países, según fuentes europeas.

La ministra española destacó «la solidaridad que Europa debe tener también con Ucrania en accesibilidad a recursos energéticos, que es uno de los primeros objetivos que se marcó el Ejército ruso, con toda la complejidad técnica que pueda tener».

Por su parte, la titular francesa Barbara Pompili, cuyo país tiene este semestre la presidencia de turno, señaló que el objetivo es trabajar para que Ucrania, que ahora está conectada al sistema eléctrico ruso, pueda engancharse al mercado eléctrico europeo.

«No hay inquietud para los próximos días porque funciona de modo aislado, pero han hecho esta solicitud y vamos a discutirla esta tarde. Vamos a discutir otras modalidades de ayuda, principalmente suministro de combustibles de todas formas», dijo.

Te puede interesar

Comentar ()