Economía | Empresas

De pagar 700 euros el MWh a 1 en un mes: ¿Por qué la luz puede llegar a ser casi gratis?

El desplazamiento de las renovables al gas ha provocado que se produzca esta peculiar instantánea en el sistema eléctrico

Una factura de electricidad.

Una factura de electricidad. Europa Press

Desde hace casi un año nuestro sistema energético se ha acostumbrado a ofrecer unos precios disparatados. El precio del megavatio, según datos oficiales de OMIE, el operador del mercado eléctrico español, se ha encarecido hasta un 300% en el último año por diversos motivos.

El año pasado las olas de calor del pasado verano, la especulación en las emisiones de dióxido de carbono y el déficit de gas por la alta demanda en China, que venía de la recuperación post covid y requería materia prima para dejar atrás el carbón, pusieron en el disparadero los precios de la electricidad y se empezó a cuestionar si el sistema marginalista tenía o no sentido.

Los mercados internacionales de futuros eléctricos hacían ver que este problema tenía como final el segundo trimestre de 2022, pero la guerra desatada por Putin con la invasión a Ucrania dinamitó la estabilización de la energía. El gas, que llegó a tocar los 130 euros por megavatio, ha sido, de nuevo, el gran culpable de que el recibo eléctrico se haya encarecido hasta cotas de las que no existen precedentes.

Con todo, este pasado fin de semana el precio de la electricidad en el mercado eléctrico mayorista se desplomó y encender el horno para cocinar era prácticamente gratis. Entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde el megavatio a la hora se desplomó hasta los 1,13 euros. Cifras inverosímiles cuando hace tan solo unas semanas, el precio se aupó hasta los 700 euros, marcando máximos históricos.

Pero, ¿qué ha ocurrido para poder disfrutar de estos precios en un mercado tan tensionado? Todo se debe a las energías renovables. Estas tecnologías permiten generar electricidad a un precio muy inferior al resto. Este domingo, gracias a que millones de españoles han iniciado sus vacaciones de Semana Santa, la demanda energética –que de por sí ya está siendo más baja de lo habitual– fue muy baja.

Es en este escenario en el que contar con grandes infraestructuras renovables beneficia al pool eléctrico. Con una demanda relativamente baja, la eólica y el resto de energías limpias fueron más que suficientes para desplazar a otras más costosas como, por ejemplo, al gas.

Y como el mercado marginalista introduce primero a la energía que provienen de las renovables, además de no se requerir ninguna otra tecnología para cubrir demanda, el coste se hundió hasta el 1,13 euros. Al no entrar en el mix las tecnologías más caras, los españoles pudimos ver cómo durante varias horas utilizar los electrodomésticos era prácticamente gratis.

Flor de un solo día

Pero, después de haber disfrutado de unas horas con los precios de la electricidad por los suelos, la realidad volverá a imponerse. De hecho, y aunque durante momentos puntuales se puedan volver a registrar estas cifras, los españoles seguirán pagando el megavatio a la hora por encima de lo que es habitual.

De acuerdo a los datos del Mercado Oficial de futuros y opciones financieros en España (MEFF), el precio del megavatio a la hora seguirá por encima de los 200 euros hasta el primer trimestre de 2023, dando por hecho que Europa continuará en problemas una buena temporada.

Ni tan siquiera el mercado de futuros recoge un posible impacto que pueda tener la posibilidad de que el Gobierno logre el beneplácito de Europa para limitar el precio del gas en el sistema eléctrico español. Por ahora, Bruselas estudia la propuesta conjunta de España y Portugal. Ambos países proponen que las centrales de ciclo combinado no puedan ofertar su energía a un precio superior de 30 euros, cantidad que las principales potencias europeas se oponen tajantemente, tal y como adelantó este periódico.

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, aseguró que si Bruselas acepta la propuesta remitida la semana pasada, el precio del megavatio a la hora en el mercado eléctrico sería un 50% más barato de las cifras en las que nos estamos moviendo en las últimas semanas.

Tras ver cómo los precios se desplomaron durante el fin de semana este martes la electricidad volverá a subir un 47%, hasta los 237,3 euros/MWh. De esta manera, el mercado mayorista de la electricidad verá cortada así la tregua que inició el pasado viernes, cuando registró un precio de 154,7 euros/MWh, el más bajo desde el pasado 19 de febrero, antes de iniciarse la guerra en Ucrania.

Te puede interesar

Comentar ()