El borrador de la nueva ley del aborto, que el Gobierno pretende aprobar en forma de anteproyecto el próximo consejo de ministros, incluirá por primera vez una baja laboral para reglas dolorosas. La Ley Orgánica para la Protección de los Derechos Sexuales y Reproductivos y la Garantía de la Interrupción Voluntaria del Embarazo permitirá a las mujeres no trabajar durante unos días si un médico acredita que sufren menstruaciones dolorosas, ya que recoge la salud menstrual como parte del derecho a la salud.

La ley asimismo permitirá interrumpir el embarazo a partir de los 16 años sin permiso de los padres, e incluirá un permiso preparto remunerado desde la semana 36. También obligará a los centros educativos a ofrecer productos necesarios para la regla. No existe aún documentación oficial del anteproyecto, pero, en base a lo que sabemos, resolvemos algunas dudas laborales sobre la baja por menstruaciones dolorosas.

P.- ¿Tendrán derecho todas las mujeres a la baja por dolores menstruales?

R.- Sí, todas aquellas que acudan a un médico y siempre que este acredite su condición. Aunque aún está por ver qué incluirá exactamente el anteproyecto de ley, la idea es que si padecen menstruaciones incapacitantes, las mujeres obtengan estos permisos, como sucede con cualquier otra enfermedad (o incapacidad temporal, en la ley general de la Seguridad Social).

P.- ¿Cobraré mientras esté de baja?

R.- Esta es la principal diferencia con las enfermedades comunes. Sí. Así lo han confirmado fuentes del Gobierno este viernes: tras alcanzar un acuerdo Igualdad y Seguridad Social, el coste de la baja lo asumirá el Estado. Será una diferencia importante con respecto al resto de bajas, en las que el trabajador no cobra entre el primer y el tercer día a menos que su convenio así lo establezca.

P.- Entonces, ¿qué diferencia hay con respecto a una baja normal?

R.- Hasta ahora, y según recoge el Estatuto de los Trabajadores, los empleados no cobran durante los primeros tres días de baja, a menos que su convenio recoja lo contrario. Por eso, las bajas que las mujeres hayan conseguido por dolores menstruales -que los médicos aseguran que son poco habituales- suponían una pérdida de sueldo si no estaban protegidas por su convenio, pero ahora seguirán cobrando lo mismo gracias a la ley. Y no se exigirá un mínimo cotizado, como en otras incapacidades temporales comunes.

«Hoy día los médicos damos bajas pero es poco habitual, verdaderamente son aquellas en las que el dolor es absolutamente invalidante, que no pueden moverse de la cama. Tienen que llegar a un estadio muy grave para que una mujer coja la baja, esa es la verdad», ha explicado a EFE el responsable del grupo de trabajo de Salud de la Mujer de la Sociedad de Médicos Generales y de Familia, Lorenzo Armenteros.

P.- ¿Cuánto durará la baja?

R.- Si bien en el primer borrador que se había filtrado se contemplaban bajas de tres días, ampliables a cinco, para aquellas mujeres con dolores intensos, calambres, cólicos, náuseas, mareos y vómitos a causa del periodo, finalmente la baja no comprenderá un número de días concretos, sino que serán los que necesite cada mujer, han informado las fuentes. Pero siempre bajo supervisión médica.

P.- ¿Deberé ir al médico a solicitarla cada mes, o tan solo una vez?

R.- Esta parte aún no está clara, aunque previsiblemente funcionará como en el resto de incapacidades temporales: se tratará de una prestación y requerirá un diagnóstico, porque no se tratará de un derecho, como sí sucedería en caso de que se decidiera modificar el Estatuto de los Trabajadores y recogerlo como un beneficio más, como el derecho a reducción de jornada por hijos pequeños o como el derecho a tener vacaciones.

P.- ¿En qué otros lugares tienen ya bajas de este tipo?

España sería el primer país europeo y uno de los pocos del mundo que reconozca los permisos menstruales, según ha recopilado EFE. Italia presentó una propuesta similar en 2016 pero no la aprobó, y en Alemania las mujeres pueden acudir al médico de familia para que les dé una baja por dolores menstruales, pero es a criterio del médico.

Japón (desde 1947), Corea del Sur, Indonesia sí lo reconocen desde hace años, informa la misma agencia. Y en Zambia existe el Día de la madre, una jornada libre al mes para las empleadas, sin necesidad de presentar certificado médico o de justificarse ante su empleador.

En España, el Ayuntamiento de Girona permite una ausencia laboral por estos motivos de ocho horas al mes, pero debe compensarse más adelante. En Sabadell se ha creado un permiso de hasta 12 días anuales para el personal del consistorio, y en el de Madrid y el Consell de Mallorca se están proponiendo medidas similares.