Economía

Más de dos millones de mujeres tienen un empleo a tiempo parcial, el triple que los hombres

La disparidad de la situación laboral de la mujer es muy elevada, con un desempleo del 22% en Andalucía frente a poco más del 9% de paro en comunidades autónomas como Euskadi, Cantabria o Navarra.

Una camarera seca unos vasos en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona.

Una camarera seca unos vasos en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona. David Zorrakino / Europa Press

Es la letra pequeña detrás de los grandes titulares. Los datos de empleo en España acumulan buenos indicadores desde la aplicación de la reforma laboral. El último dato aportado ayer por la Encuesta de Población Activa muestra que durante el segundo trimestre de este año el paro descendió por debajo de los tres millones de desempleados –no lo hacía desde 2008- y con una tasa de paro del 12,4%. Sin embargo, el tipo de empleo que el nuevo contexto laboral está generando no para todos igual de beneficioso. Aún hoy, los contratos temporales se suman por millones, 3,85 en concreto.

Un análisis más detallado de las cifras muestra también que las mujeres siguen siendo, con mucho, las que en peor situación laboral se encuentran. Según la EPA, entre los 2,8 millones de ocupados a tiempo parcial las mujeres son mayoría. Más aún, ocupan el triple de contratos de este tipo que los hombres. Así, algo más de dos millones de mujeres con empleo en España tienen un contrato a tiempo parcial por algo menos de 747.000 varones. Una diferencia abismal que ni siquiera la leve mejoría en los tres últimos meses deja sentir. En este segundo trimestre el número de trabajadoras a tiempo parcial se redujo en cerca de 40.000 mientras que en el caso de los hombres aumento en alrededor de 50.000 más.

La situación para las mujeres se complica aún más en función de la comunidad autónoma en la que residan o deseen encontrar un empleo. En el sur la situación es la más difícil, con una tasa de paro femenino del 22%, la más alta de toda España, sólo superada por las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde se dispara al 29%. En Extremadura también es complicado lograr un empleo para las mujeres. El paro es en este caso de casi un 20%. Cerca se encuentra Canarias, con un 17,7% y algo mejor es la situación de la Comunidad Valenciana, con un paro femenino del 14,6%.

Euskadi y Cantabria, 9% de paro femenino

En otras cinco comunidades autónomas, en cambio, la tasa de desempleo entre mujeres es sensiblemente más reducida. En el caso del País Vasco es del 9%, del 9,5% en Cantabria y del 9,9% en Navarra. En Cataluña y La Rioja la tasa supera por muy poco el 10%.

La menor presencia de la mujer en el mercado laboral está detrás también de la delicada situación en la que se encuentran muchos hogares españoles. Actualmente en 990.300, según datos de la Encuesta de Población Activa, todos sus miembros están en paro pese a estar en edad laboral. De los algo más de 19 millones de hogares existentes en nuestro país, algo más del 5% se encontraría en esta situación. En los últimos doce meses esta cifra, pese a ser muy elevada, se ha logrado reducir un 14%, en comparación con el segundo trimestre del año pasado.

El lado más positivo de la moneda lo disfruta más de la mitad de familias, en las que todos sus miembros en edad activa estarían trabajando. Es una realidad de la que gozan 11,2 millones de los hogares.

Te puede interesar

Comentar ()