Economía

Estas son las novedades en los Presupuestos que han llevado al acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos

Ambas formaciones han pactado esta madrugada sus terceros presupuestos, que aprobarán hoy en el Consejo de Ministros

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (PSOE), y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez (Unidas Podemos), en una imagen de 2020.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (PSOE), y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez (Unidas Podemos), en una imagen de 2020. Moncloa

Los dos partidos en el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, finalmente han acordado esta madrugada los Presupuestos Generales del Estado de 2023. Un pacto que este mismo martes aprobarán en el Consejo de Ministros y que después se llevará al Congreso de los Diputados, donde esperan que salga adelante con los socios habituales antes de que acabe el año.

Estos son los terceros presupuestos que cierra el Gobierno de coalición, y probablemente los últimos de la legislatura, en los que las dos formaciones han conseguido dejar atrás sus diferencias para sacar adelante unas nuevas cuentas. Al no estar aprobados aún, el famoso Libro Amarillo que habitualmente contiene todas las medidas no se ha publicado, pero esta es una primera aproximación a los puntos clave que incluirá el proyecto de ley y que han facilitado el acuerdo.

Ayuda de 100 euros para hijos pequeños

El PSOE ha cedido a las exigencias de Podemos a la hora de pactar una renta de crianza universal de 100 euros al mes, que formará parte de la ley de familias. Será para familias con hijos de cero a tres años, como la existente hasta ahora, pero ya no estará limitada a madres trabajadoras, sino que se generaliza.

Para controlar quién se beneficia de la misma, podría incluirse algún límite de renta, que aún no se ha comunicado. También se incluyen nuevos permisos de conciliación para cuidadores. Las familias monomarentales con dos hijos pasan a considerarse familias numerosas.

Ampliación de la prestación por desempleo

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha anunciado que con estos presupuestos la prestación por desempleo vuelve a ser del 60% de la base reguladora a partir del séptimo mes. Rajoy la limitó al 50% en 2012.

El cambio beneficiará 300.000 personas, aproximadamente, y costará unos 100 euros por parado al Estado, según ha asegurado el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, este martes en la rueda de prensa de los datos del paro. «Estos son unos PGE que hablan a las personas trabajadoras, a quienes peor lo pasan», ha presumido Díaz.

Aumenta el ingreso mínimo vital y el IPREM

El indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), que se utiliza para calcular diferentes ayudas y prestaciones, sube de 579,02 a 600 euros. En base a esta cifra se referencian ayudas sociales, subsidios por desempleo, becas y el ingreso mínimo vital (IMV). El cambio, sin embargo, no compensar la fuerte subida que la inflación ha experimentado este año.

600 millones para un plan de choque en dependencia

Se incluye un plan de choque en dependencia dotado con 600 millones de euros, que busca reducir las listas de espera a través de la implementación de nuevas prestaciones y servicios y «mejorando las condiciones laborales de quien cuida», según ha adelantado también Yolanda Díaz.

Asimismo, se refuerza el sistema nacional de salud «especialmente en tres áreas: atención primaria, salud mental (aumentando el 67 % del presupuesto) y salud bucodental» y también las partidas destinadas a las políticas de igualdad, especialmente para el plan de inserción de víctimas de trata y el programa corresponsables.

Paquete fiscal con rebajas en el IRPF y en el impuesto de sociedades

Como ya explicó este medio la semana pasada, ambas partes acordaron la semana pasada una rebaja en el IRPF a las rentas más bajas, a la par que un incremento del mismo para los más ricos, ayudas para los autónomos y cambios en el impuesto de sociedades. Con el paquete fiscal el Ejecutivo espera recaudar 3.144 millones más a lo largo de los dos próximos años (2023-2024).

Además, se pactó un impuesto a las grandes fortunas, de más de tres millones, pero este nuevo tributo -que supondrá armonizar el impuesto de patrimonio- no se tramitará dentro de los presupuestos sino como iniciativa parlamentaria.

Te puede interesar

Comentar ()