Economía

César González-Bueno (Sabadell): "No vemos recesión en España ni para este año ni para 2023"

La entidad asegura que la actividad hipotecaria continuará creciendo en los próximos meses, al contrario de lo que plantea el Banco de España

El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno.

El consejero delegado del Banco Sabadell, César González Bueno. EFE/Pedro Puente Hoyos

Banco Sabadell se muestra optimista con el futuro de la economía. La entidad ha presentado este jueves unos beneficios de 709 millones de euros, una cifra que casi duplica la del mismo periodo del año anterior y que se sitúa por encima de lo que esperaba el mercado. El crecimiento de la actividad ha sido lo que ha impulsado a Sabadell hasta estas cifras. Una actividad que confían en que se mantenga, porque, tal y como ha señalado César González-Bueno, consejero delegado de la entidad, no ven “signos de debilidad en la economía”.

En este sentido, el ceo ha insistido en que “no vemos recesión en España ni para este año ni para el 2023”. En lo que respecta a este año está hecho, González-Bueno ha explicado que lo que prevén para este año es positivo y que “no le da tiempo a que se de la vuelta”. Y ha recordado que el consenso del Banco de España sobre el crecimiento del país está por encima del 1%, aunque ha reconocido que “vivimos momentos de alta volatilidad y cambios”.

También ha hecho hincapié en que la inflación actual (en el 10% en la eurozona y en el 8,9% en España) “plantea dudas”. Pero la entidad confía en que la actividad comercial, especialmente la actividad hipotecaria, siga creciendo en los próximos meses.

Por otro lado, González-Bueno ha valorado el crecimiento en el mercado hipotecario de la entidad y ha asegurado que lo octubre muestra que seguirá habiendo un crecimiento. La entidad asegura que la actividad hipotecaria continuará creciendo en los próximos meses. Esta afirmación contrasta con la Encuesta sobre Préstamos Bancarios del Banco de España.

El informe señala que las entidades financieras ya están comenzando a ver riesgos a la hora de conceder préstamos e hipotecas. Y ha llegado la primera consecuencia, ya que la concesión de hipotecas sufrió en el tercer trimestre del año la mayor caída desde 2008.

Esta caída continuará en los próximos meses, ya que para el último trimestre del año, las entidades financieras anticipan una intensificación del ritmo de descenso tanto de la oferta como de demanda de préstamos para adquisición de vivienda.

Hipotecas en riesgo

En el sentido de la calidad crediticia, César González-Bueno ha afirmado que el número de hipotecas en riesgo en España por la subida de tipos y del euríbor no es «significativo» y que desde 2016, el 75% de la nueva producción hipotecaria es a tipo fijo, por lo que «no están sufriendo los aumentos». «Aunque es lógico que los clientes con dificultades por las subidas de tipos tendrán un impacto, el porcentaje de estos usuarios en nuestra cartera creemos que es muy bajo», ha señalado.

Además, ha considerado que hay una percepción de que a los bancos «les interesaría empujar a situaciones en las que alguien no pueda pagar» sus créditos, «y es todo lo contrario». «Lo han dicho todos los anteriores [directivos del sector]. Es una práctica general que cuando un cliente no puede pagar se le ayuda, en interés del cliente, del banco y de la sociedad», ha añadido.

Impuesto temporal para todas las entidades que operen en España

Por otro lado, el consejero delegado también ha sido preguntado en la rueda de prensa de los resultados sobre el impuesto a la banca anunciado por el Gobierno. González-Bueno ha pedido que sea “neutral” y que se aplique sobre todas las entidades que operan en España, al tiempo que ha sostenido que «pagar muchos más impuestos de lo que ganas después de impuestos no es habitual en ningún sector», en referencia al nuevo gravamen a la banca planteado por el Gobierno.

En rueda de prensa, el consejero delegado ha cargado de nuevo contra la iniciativa del Gobierno al sostener que, tal y como está planteado, el tribuno «quita la neutralidad y dificulta el buen funcionamiento de la economía», y ha pedido que «afecte a todos por igual», de tal manera que se aplique sobre todas las entidades que operan en España. «Si se materializa, es muy previsible que sí, que por lo menos tenga neutralidad dentro del sector», ha insistido.

Además, ha sostenido que la forma «más eficiente» para aplicar el impuesto sería sobre los resultados, pero que, como ya se ha decidido aplicarlo sobre margen neto de interés y comisiones netas, que «no se elijan factores que afecten más a unos a que otros», en relación con la condición de 800 millones de euros de cifra de negocio para aplicar el gravamen.

Te puede interesar

Comentar ()