El magnate milmillonario Elon Musk ha alertado este viernes de que la red social Twitter, que recientemente adquirió por 44.000 millones de dólares (cifra similar en euros al cambio actual), está sufriendo una «caída masiva» de sus ingresos publicitarios.

«Twitter ha tenido una caída masiva en su ingresos debido a los grupos activistas presionando a los anunciantes, pese a que nada ha cambiado con la moderación de contenido y pese a que hemos hecho todo lo que hemos podido para apaciguar a los activistas», ha expresado Musk en un mensaje en la red social. El empresario ha subrayado que esto supone un ataque a la libertad de expresión de Estados Unidos.

El mensaje de Musk coincide con una ronda de despidos que está teniendo lugar este viernes. Hasta que finalice el proceso, las oficinas de la empresa están cerradas y no será hasta hoy por la mañana que los empleados reciban un correo electrónico en el que se les comunica si mantiene o pierden su puesto de trabajo.

La semana pasada, el propio Musk publicó otro mensaje en la red social dirigido a los anunciantes en el que aseguraba que Twitter no se iba a convertir en un lugar donde se pudiera decir cualquier cosa sin consecuencia. En paralelo, también anunció una reforma del servicio de suscripción Twitter Blue por ocho dólares al mes, incluyendo la verificación de las cuentas en el paquete.