Economía | Empresas

Exceltur pide que el Gobierno frene por decreto la "eclosión descontrolada" de viviendas turísticas

Un turista camina con una maleta por la Gran Vía de Madrid.

Un turista camina con una maleta por la Gran Vía de Madrid. Jesús Hellín / Europa Press

Tras un ligero retroceso durante la pandemia, las plazas en viviendas de uso turístico vuelven a crecer. Y la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) reclama al Gobierno central que dice un decreto para poner coto al la «eclosión descontrolada» de este tipo de alojamientos.

Aunque había abogado por incluirlo mediante enmiendas a la Ley de Vivienda, ahora la patronal que dirige el presidente de Meliá, Gabriel Escarrer, pide al Ejecutivo central una normativa que establezca obligaciones para las plataformas como publicar solo ofertas de viviendas inscritas en los registros autonómicos.

En este sentido, el director de Estudios de la organización, Óscar Perelli, ha pedido que se chequee mediante una pasarela informática con el registro de la comunidad autónoma que la vivienda está registrada. También piden que para abrir una vivienda de uso turístico, deba contarse con una autorización previa de la junta de propietarios.

Exceltur ha lanzado la iniciativa ReviTUR, en colaboración con los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y San Sebastián para reclamar al Ejecutivo central el establecimiento de un marco legal sobre viviendas de uso turístico (VUT) en competencias básicas del Estado que sin invadir competencias regionales.

ReviTUR objetiva con datos oficiales y una encuesta especifica a residentes el impacto negativo que el crecimiento de las viviendas turísticas. Entre otras, citan el encareciendo la vivienda, una transformación del comercio de proximidad, el deterioro de la convivencia de las comunidades de vecinos y la expulsión de sus residentes.

Escarrer ha reclamado además que todos los actores jueguen «en igual de condiciones». En este sentido, ha dicho que bajo la plataforma comercializadora de su hotelera, por ejemplo, no comercializaría productos de terceros que no cumplen la normativa. Además, ha alertado de que «la pérdida de identidad de grandes ciudades de Europa puede tener consecuencias en el turismo», por lo que ve «muy importante» regular

Escarrer ha reprochado también que el incremento de este tipo de viviendas ha producido «masificación y saturación de muchos núcleos urbanos que ha generado un rechazo al turismo entre los residentes».

Desde la patronal recalcan las dificultades y falta de medios que sufren los ayuntamientos y las comunidades autónomas para hacer cumplir sus normativas más básicas en ese campo, lo que genera una alta litigiosidad en los tribunales por falta de apoyo jurídico.

De 346.921 plazas turísticas en todos los modos de alojamiento (hoteles, pensiones, hostales, fondas y aparthoteles) que había en las 20 principales ciudades españolas en 2010 se ha pasado a 788.136 plazas en 2019. Según Exceltur, las 361.373 nuevas plazas de las viviendas turísticas explican el 82% del crecimiento de toda esta nueva capacidad alojativa, que se concentran mayormente en los centros y barrios de mayor atractivo turístico.

Te puede interesar

Comentar ()