Economía | Empresas

El sector de las bebidas refrescantes prevé cerrar 2022 con una subida del 5%

Aporta 4.900 millones a la economía española y genera más de 80.000 empleos

Un camarero sirve un refresco a dos personas en una terraza, en Madrid.

Un camarero sirve un refresco a dos personas en una terraza, en Madrid. Marta Fernández / Europa Press

La industria de las bebidas refrescantes se ha mostrado optimista con las previsiones a cierre de año, que apuntan un crecimiento de más de un 5% respecto al año pasado, cuando ya se rozaron los niveles previos a la pandemia en términos de facturación, según se ha avanzado durante la celebración de la asamblea anual de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra).

En concreto, la situación actual del sector continúa registrando una recuperación progresiva estrechamente vinculada al fin de las restricciones en el ocio y el canal Horeca, ya que la hostelería supone más del 60% del consumo de bebidas refrescantes en España.

La industria de las bebidas refrescantes, que representa el 21% del sector agroalimentario, tiene un gran peso a nivel socioeconómico, ya que aporta 4.900 millones de euros a la economía del país y genera más de 80.000 empleos.

Una contribución que no ha dejado de crecer en los últimos años, ya que se ha incrementado un 5% y un 6% respectivamente, de media anual desde 2017, a pesar de la pandemia y el contexto de recesión.

La presidenta de la Asociación de Bebidas Refrescantes, Sara de Pablos, ha destacado que «estos buenos resultados no serían posibles sin el constante esfuerzo del sector por la innovación, incluso en momentos poco favorables».

Al tiempo que ha elogiado especialmente, «la capacidad de la industria para seguir manteniendo el ritmo de lanzamientos y haber realizado más de 300 innovaciones anuales entre 2017 y 2021».

En la asamblea también se ha mostrado el impacto positivo y el efecto tractor que tiene la industria de las bebidas refrescantes en toda su cadena de valor, que pasa por sectores tan estratégicos como la agricultura o la hostelería.

Concretamente, por cada euro de ventas que el sector genera, 0,65 céntimos se destinan al canal Horeca. Al mismo tiempo, por cada euro que genera el sector, sus proveedores ingresan 0,80 euros adicionales.

Por su parte, la directora general de la Asociación de Bebidas Refrescantes, Beatriz Blasco Marzal, ha subrayado que «la innovación es seña de identidad del sector y la principal herramienta para su competitividad».

«En los últimos cuatro años, a pesar del contexto de pandemia y recuperación económica, cerca del 90% de las empresas del sector han realizado inversiones en innovación, que han ido destinadas, principalmente, a nuevas variedades, cambios en la composición y la mejora de los envases para hacerlos más sostenibles», ha destacado.

Un sector donde el 25% de las compañías tienen previsto incrementar su inversión en innovación entre un 5% y un 10% en 2023, lo que supone «todo un reto en el actual contexto de incertidumbre».

De esta forma, el 36% de lo que invierte el sector en innovación se dirige a la elaboración de nuevas variedades y a la renovación de la composición de las bebidas. Por ello, el compromiso de la industria de las bebidas refrescantes con el bienestar de los consumidores ha ocupado gran parte del debate de la jornada.

El sector de las bebidas refrescantes cuenta con más de 40 millones de consumidores en España que, según las nuevas tendencias de consumo, son cada vez más exigentes, quieren cuidarse y, al mismo tiempo, no renuncian al disfrute y buscan nuevas experiencias de consumo.

Reducción de azúcar

El director general de Coca-Cola Iberia, Juan Ignacio de Elizalde y la directora general de Sanmy, Pilar Puértolas han explicado que el sector de las bebidas refrescantes siempre ha estado preocupado por el bienestar de los consumidores y por dar respuesta a sus necesidades a través de un amplio abanico de productos capaz de adaptarse a todos los gustos y estilos de vida.

Bajo esta premisa, en los últimos años la industria ha realizado un enorme esfuerzo en la reducción de azúcar (que se cifra actualmente en el 43% y el compromiso es disminuir un 10% adicional para 2025) y la apuesta por potenciar las variedades bajas y sin calorías, que ya suponen cerca del 60% de las bebidas refrescantes que se comercializan en España.

El otro gran eje de la innovación del sector de las bebidas refrescantes es la sostenibilidad de envases, área a la que se destina una cuarta parte de la inversión total en innovación.

La directora de categoría de bebidas suroeste Europa de PepsiCo, Natalia Suazo, y el director general de Carbónicas Landeira, Antonio Landeira, han destacado que las empresas del sector llevan años innovando de manera proactiva y realizando inversiones a largo plazo para conseguir envases más sostenibles.

De esta forma, la apuesta por la ecoinnovación ha permitido mejorar la reciclabilidad de los envases, que actualmente son 100% reciclables, y conseguir que estos sean cada vez más ligeros. En España, desde el 2000, se ha reducido el peso de los envases cerca de un 40%.

El sector también cuenta con una posición aventajada en reutilización, ya que es uno de los pocos que cuenta con un sistema consolidado y reconocido en el canal hostelero. Esta práctica, consigue que más del 80% de los envases de vidrio que utiliza el sector sean reutilizables y permite alargar la vida útil de cada envase hasta los 10 años.

Te puede interesar

Comentar ()