Repsol inicia una guerra de precios en las gasolineras. Tal y como avanzó este periódico, las grandes petroleras estaban preparando descuentos alternativos, una vez que el Gobierno dejara caer las bonificaciones.

Así, horas después de que Sánchez dijera que no se prolongaban los descuentos, Repsol ha anunciado que rebajará 10 céntimos por cada litro repostado en todas sus estaciones de servicio.

«Esta decisión se produce en un entorno económico complejo y tras el anuncio del Gobierno de España de no prorrogar el actual escenario de descuentos en combustibles y solo ofrecer bonificación a algunos colectivos, en un contexto de tensión en las cotizaciones internacionales de la gasolina y el gasóleo
−principal variable a la hora de determinar el precio de los combustibles, junto con los impuestos−», señala la empresa en un comunicado.

Con todo, Repsol prolongará su descuento de 10 céntimos de euro por litro de carburante a los usuarios de Waylet, al repostar en las más de 3.300 estaciones de servicio que la compañía tiene en España.

Los descuentos solo se aplicarán cuando se efectúen pagos con la aplicación waylet, que ya tiene 5,5 millones de descargas.