Economía

Las antiguas cajas convocan a los sindicatos este miércoles para abrir la mesa negociadora

Trabajadores de Unicaja protestan contra su ERE.

Un grupo de personas participa en una concentración de trabajadores de Unicaja Banco, frente al Banco de España. Fernando Sánchez / Europa Press

La patronal de las antiguas cajas de ahorro (CECA) ha convocado a los sindicatos este miércoles 25 de enero para abrir la mesa negociadora e intentar llegar a un acuerdo sobre las medidas compensatorias de la inflación. Los representantes de los trabajadores de estas entidades, entre las que están CaixaBank, Ibercaja y Unicaja, quieren que se mejoren los salarios en base a la evolución de la inflación, como han hecho en la otra mitad del sector, donde ya disfrutan de un incremento del 4,5% en 2023.

Los sindicatos, FINE, CCOO y UGT, habían decidido pasar a la acción y comenzar a movilizarse coincidiendo con la presentación de los resultados anuales de estas entidades. Ante la falta de respuesta de su patronal, han decidido pasar a la acción y comenzar a movilizarse.

Desde los representantes de los trabajadores explican que van a seguir reivindicando medidas compensatorias de la inflación en forma de incrementos salariales recurrentes, como subidas en tablas consolidadas, no compensables ni absorbibles, y de aplicación universal a toda la plantilla.

«Unas medidas que pueden y deben incluir también negociaciones en materia de tipos de interés de préstamos a las plantillas, ante la evolución de los mismos y en la medida en que inciden directamente en su renta disponible», apuntan desde CCOO.

Las negociaciones entre los trabajadores y las antiguas cajas estaban estancadas. Los sindicatos solicitaron hace semanas una reunión para poder abrir la negociación del convenio colectivo vigente y hasta este momento no habían recibido respuesta. El convenio actual fija una subida salaria del 1% para 2023, pero los sindicatos asegura que es poco teniendo en cuenta que la inflación cerro el año en el 5,7%.

La última reunión entre ambas partes tuvo lugar el pasado 20 de octubre, es decir, hace tres meses y en ella la patronal dijo no estar de acuerdo con el análisis de la situación que hacían los sindicatos.

Te puede interesar

Comentar ()