Economía

Arturo Fuente: el puro del sueño americano

Un hombre Inspecciona la maduración de los puros en la habitación Hemingway de envejecimiento.

Inspección de la maduración de los puros en la habitación Hemingway de envejecimiento. Ian Spanier, cedida.

Cuatro generaciones y más de 110 años para consolidar una marca fundamental entre los amantes de los puros en EEUU. La saga familiar de Arturo Fuente ha conseguido elevar a la categoría de lujo sus puros. Las empresas de Arturo Fuente tienen su sede en una histórica fábrica de puros de 120 años de antigüedad ubicada en Ybor City, en Tampa (Florida). Con los años ha podido extenderse y tiene cuatro tabacaleras en Nicaragua y en República Dominicana.

La editora de libros de lujo Assouline ha lanzado un volumen dedicado a la saga de esta familia de tabaqueros Arturo Fuente: Desde 1912. Ilustrado con fotografías de Ian Spanier y prólogo del actor Andy García, cuenta la historia de la casa desde los primeros años de Fuente hasta la creación del conocido OpusX, el primer puro cultivado y liado íntegramente en República Dominicana y su contribución a la evolución de la industria.

Arturo Fuente, nacido en La Habana, emigró Florida en 1905 y en 1912 fundó la empresa; en sólo diez años su fábrica empleaba a 500 personas, pero un incendio se cruzó en su camino y acabó con su sueño. Durante décadas tuvo que trabajar en fábricas de terceros para pagar sus deudas y mantener a su familia.

Pudieron empezar de nuevo, pero no fue hasta 1962 cuando la historia abrió una oportunidad para la familia. Ante el inminente embargo de EEUU a Cuba, Carlos Fuente, el hijo de Arturo que ya tomaba las decisiones, compró tabaco cubano para tres años, lo que posibilitó el despegue de la compañía.

Carlos Fuente y su hijo Carlito Fuente Jr iniciaron la diversificación de tabaco en varios países, dando como resultado un blend de mucha calidad que les consolidó. Iniciaron su traslado a República Dominicana, pero no lo consiguieron ante las dificultades burocráticas. Encontraron acomodo en Nicaragua en 1974, pero el infortunio se cruzó de nuevo en su camino con la revolución sandinista y en 1978 volvieron a perderlo todo.

Anuncio de puros de 1990.
Anuncio de puros de 1990.

Con un socio hondureño remontan de nuevo, pero otro incendio vuelve a destruir la fábrica. Los Fuente no se rinden y vuelven a los orígenes en Tampa para darse una nueva oportunidad. Es en ese punto cuando Carlito lleva la empresa al siguiente nivel al empezar a elaborar puros con su propio tabaco; como en Cuba no era posible, plantó 37 acres de semillas de tabaco cubano en República Dominicana y consiguió el puro 100% dominicano.

En 1992 dispuso de su primera cosecha y en 1995 lanzó al mercado su primer puro Fuente Opus X que desde ese momento se convierte en el producto estrella de la casa. Las críticas son excelentes y catapultan las ventas. Pero la mala suerte acompaña a la familia y en 1998 el huracán George derriba 17 de sus 19 secaderos de tabaco, pero como ya era tradición familiar, aguantaron el golpe y continuaron su carrera ascendente.

“La familia Arturo Fuente es ya la cuarta generación de una familia cubanoamericana. Y sus puros son mezclas multiorigen que incluyen tabacos dominicanos, africanos de Camerún y americanos de EEUU. No utilizan tabaco cultivado en Cuba. Aunque muchos de los tabacos proceden de plantas de semillas cubanas cultivadas en otros lugares”, explica a El Independiente Aaron Sigmond, autor del libro y experto en puros.

Es el cuarto libro que escribe, en edición de lujo, sobre puros. “Los puros están en la misma esfera de lujo epicúreo patrimonial que el champán, el coñac, el whisky escocés, etcétera. Por tanto, yo diría decididamente que es una combinación natural la edición de lujo y el puro”. 

Los puros son una afición, como el vino. No son un hábito

Aaron Sigmond

Para Sigmond la clave en la historia de la familia está en el momento en el que crean su OpusX: “No es ningún secreto, fue cuando el nieto de Arturo Fuente, Carlos «Carlito» Fuente Jr. creó el Fuente OpusX, el primer puro de clase mundial de la República Dominicana, lo que significa que todos los tabacos se cultivan en un país de origen, incluida la hoja exterior de la «capa» en su finca Chateau de la Fuente. Hasta su lanzamiento en 1995, la República Dominicana no cultivaba una capa de élite comparable a la de Cuba. Ahora sí, y desde hace casi 30 años”, explica. 

Lujos para el paladar

Botella de ron exclusiva de Fuente OpusX.
Botella de ron exclusiva de Fuente OpusX.

¿Cuál es el puro Fuente más caro y por qué?

Hay muchos puros dentro de la serie Fuente Fuente OpusX, todos de gama alta, pero en la actualidad el OpusX 25 Aniversario en una vitola Elie Bleu de edición muy limitada, que viene con seis cajas de Fuente Fuente OpusX 25, un encendedor Elie Bleu y un cortador, cuesta 70.000 dólares. Es el más caro actualmente. 

¿Qué bebida debe acompañar a un Fuente?

Depende de cada cual. Un ron dominicano está bien, al igual que los maridajes tradicionales, como el coñac, el whisky escocés y el Oporto. Personalmente, prefiero un blanco de primera clase, Borgoña, con el mío.

La asociación de la casa con otras marcas de lujo ha sido una constante algunas con mucho éxito. “La marca OpusX, goza de una posición inigualable dentro del mundo del lujo con asociaciones que van desde el iconoclasta relojero suizo Hublot; el fabricante parisino de accesorios ST DuPont; un esfuerzo continuo con la marca italiana de estilo de vida y casa de moda Stefano Ricci; y ahora la editorial Assouline. En este sentido, son únicos en el mundo de los puros”, afirma. Pero no sólo se mantienen con cigarros de lujo. “Como otros fabricantes, Fuente tiene ofertas bajas -relativamente hablando- y altas en su cartera. En general, los puros son un lujo asequible”, sostiene. 

Sigmond no tiene claro si el mundo de los puros está en riesgo por los nuevos hábitos de salud. “Sí y no”, duda. “Las ventas mundiales de puros siguen una trayectoria ascendente desde hace varios años. Los puros son una afición, como el vino. No son un hábito”, concluye. 

Un arte en 300 pasos

Una torcedora extendiendo una hoja de puro hoja sobre la mesa.
Una torcedora extendiendo una hoja de puro hoja sobre la mesa.
Una torcedora de puros agrupa las hojas de relleno utilizando la tradicional técnica de entubado.
Una torcedora de puros agrupa las hojas de relleno utilizando la tradicional técnica de entubado.
Colocación de la vitola de la serie de puros Opus X.
Colocación de la vitola de la serie de puros Opus X.

Los torcedores de puros de Fuente no pueden haber trabajado antes en otra empresa, para que no llegue a la elaboración de los cigarros con vicios de otros fabricantes. Al día pueden hacer entre 100 y 150. Uno de los últimos juegos de manos de los aproximadamente 300 que crean cada puro son las que colocan y adhieren la vitola. A partir de ahí se envuelve en celofán y empaqueta.

Te puede interesar

Comentar ()