Castilla La Mancha | Economía

Los interrogantes de los 46 millones de euros por la sequía en Castilla-La Mancha

Las organizaciones agrarias se preguntan "para quién, cómo y cuándo se harán efectivas las ayudas por la sequía"

Falta de agua en la laguna del Prado, en Ciudad Real, Castilla-La Mancha (España

Falta de agua en la laguna del Prado, en Ciudad Real, Castilla-La Mancha (España EP

"Cómo, cuándo y a quién". Esta es la pregunta que se hacen los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha después de que Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, anunciara en la mesa de la sequía que se van a dar 46 millones de euros para los agrarios como ayuda ante la situación climatológica. 30 millones para cultivos herbáceos, a razón de 100 €/Ha, y 16 millones para cultivos leñosos.

El importe indicado por el consejero de Agricultura llegará a la comunidad del presupuesto del PDR (Programa de Desarrollo Rural), aunque todavía se desconoce si la Comisión Europea autorizará los fondos del Programa de Desarrollo Rural,"a quiénes concretamente irán dirigidas y cuándo se publicarán", denuncia ASAJA Castilla-La Mancha.

Según explicó Martínez Arroyo, dicha ayuda por las pérdidas de la sequía se solicitará junto con la PAC, algo que la gente del campo ha criticado porque considera que "el programa para tramitarlo es ya de por sí muy complicado y da una gran cantidad de fallos", apunta en conversación con El Independiente José María Fresneda, presidente de ASAJA Castilla-La Mancha. La organización ha pedido que se amplíe el plazo de presentación de la PAC hasta el 30 de junio para poder contar con el tiempo suficiente para tramitar las solicitudes afectadas por las incidencias del programa informático, "así como para configurar los expedientes con las medidas que aún no están puestas en marcha".

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos destaca que "la mesa de sequía acuerda unas ayudas con un dinero ficticio en su origen, el presupuesto insuficiente, el reparto injusto" y considera que no solo se olvida a sectores claves como la ganadería, sino que "se observa la clara intención de hacer campaña electoral al hablar de estas ayudas".

Fresneda condena la falta de impacto real de "unas soluciones anunciadas a gritos pero sin especificar nada. Los agricultores no están para milongas ni para campaña electoral. Urge algo más que un remedio porque el sector está en riesgo de descapitalizarse y es vital que se inyecte liquidez a los agricultores y ganaderos para que no tengan que abandonar explotaciones o reducir su cabaña ganadera, así como que se apliquen otras medidas fiscales y de financiación".

Pérdidas millonarias por la sequía

El presidente de la delegación de ASAJA en Castilla-La Mancha lamenta que "se ha creado un clima de malestar entre el sector por las expectativas generadas en un momento en el que, mientras unos se ocupan de la campaña electoral, otros se mueren lentamente", en referencia a los agricultores y ganaderos "que están lanzando un SOS al ver cómo pierden sus cosechas enteras o no tienen para hacer frente a los sobrecostes por la alimentación animal".  

Los cálculos del Observatorio de la Sequía Agrícola y Ganadera de ASAJA señalan que "sólo los cerealistas de la región perderán unos 626 millones de euros, sin contar el resto de subsectores". En cuanto a la ganadería, para la que piden una atención especial, los técnicos de la organización ya están analizando los datos para conocer el impacto económico que supondrá el sobrecoste por el incremento de piensos ante la falta de pastos para el ganado.

"100 €/Ha es a todas luces una cantidad insuficiente para paliar las enormes pérdidas producidas por la sequía, pero parece que el Consejero de agricultura no es consciente de ello. La pérdida de la cosecha es total", asevera Unión de Uniones en un comunicado.

Fresneda recalca que "la sequía del campo no es una cuestión para el enfrentamiento electoralista" e incide en la crítica situación que atraviesa el sector primario. Asimismo, el representante de ASAJA pide una estrategia"a corto, medio y largo plazo, tanto "líneas y ayudas directas urgentes como una apuesta decidida de cara al futuro", con el objetivo de conseguir una vertebración hídrica nacional, que distribuya el agua e invierta en infraestructuras, "en vez de seguir poniendo limitaciones y restricciones a los productores castellano-manchegos, que siguen siendo esenciales, aunque sólo se acuerden de ellos en tiempos de temporales o pandemias", ha concluído.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar