Economía

Los agricultores inician el 'asedio' de París con ocho autovías cortadas

Protestas de los agricultores franceses

Protestas de los agricultores franceses EP

Los agricultores de París cumplen su amenaza y esta tarde iniciarán el 'asedio' a París con bloqueos en algunos de los grandes ejes de acceso a la capital, mientras el presidente, Emmanuel Macron, reunía un gabinete de crisis.

En línea con lo que habían anunciado la Federación Nacional de Sindicatos de Exploaciones Agrícolas (FNSEA) y la asociación Jóvenes Agricultores de la Gran Cuenca de París columnas con cientos de tractores han comenzado los bloqueos a partir de las 14.00 hora local (13.00 GMT).

Los trabajadores del campo se posicionarán en siete puntos de bloqueo en torno a la capital gala, en las carreteras que dan acceso a París, según ha explicado el presidente de Jóvenes Agricultores de la región de Isla de Francia, Clément Torpier, en declaraciones a la cadena de televisión BFMTV. "Todo esto se organizará con seguridad y respeto a las personas, en los ejes estratégicos de las autopistas", ha explicado.

Le Parisien menciona concretamente las carreteras A1, A4, A5, A6, A12, A13 y A15 y se especula con la movilización de unos 500 tractores."Queremos manifestaciones limpias, supervisadas y seguras. No estamos aquí para obstaculizar todo completamente", ha indicado Torpier. El fin "no es molestar a la población, sino obtener respuestas del Gobierno".

El presidente de FDSEA Oise, Régis Desrumaux, ha reconocido que "van a tomar como rehenes a las familias". "Vamos a impedir que la gente vaya a trabajar. Vamos a impedir que se realicen citas. Es triste, todos tenemos familias, me duele en el corazón, pero lamentablemente tenemos que hacerlo", ha argumentado.

El administrador nacional de Jóvenes Agricultores, Maxime Buizard, explicaba el sábado que el objetivo es "que ningún camión pueda abastecer el capital y que aguantarán el tiempo que sea necesario para que la escasez se haga sentir y podamos ser escuchados".

El Gobierno anuncia "medidas adicionales"

El primer ministro francés, Gabriel Attal, ha anunciado que están estudiando "medidas adicionales" a nivel nacional y europeo en respuesta a la demanda de los agricultores contra la "competencia desleal" de otros países. El viernes ya se anunciaron una serie de medidas en apoyo al sector.

"Sé muy bien que todavía no hemos respondido a la inquietud y al malestar de nuestros agricultores. Estoy decidido a avanzar rápidamente. Siempre que podamos tomar decisiones inmediatamente, las tomaremos. Tendremos que tomar otras decisiones con ellos en las próximas semanas"", ha apuntado Attal.

Attal considera que "los agricultores no piden algo extravagante ni insuperable". "Quieren que se les tenga en cuenta, poder trabajar y recibir una remuneración por su trabajo (...). Seguiremos avanzando contra la competencia desleal", ha argüido. "Ver normas impuestas que no se imponen a otros y ver productos no sujetos a esas reglas en territorio nacional se llama competencia desleal", ha argumentado.

Para Attal "lo que está en juego aquí es absolutamente fundamental para Francia". "Nuestra agricultura es, ante todo, una parte importante de la identidad de Francia. No queremos importar el 40% de nuestras frutas y verduras cuando tenemos todas las posibilidades de producir en nuestro país", ha afirmado.

El ministro de Agricultura, Marc Fesneau, ha anunciado por su parte que habrá medidas adicionales este martes.

15.000 policías contra los manifestantes

El Ministerio del Interior ha anunciado la movilización de 15.000 agentes de la Policía en toda Francia y para "evitar cualquier bloqueo" en los ocho puntos de bloqueo previstos en la región de Isla de Francia e impedir el acceso de los manifestantes a la capital.

A las afueras de Rungis y del aeropuerto de Roissy se han podido ver vehículos blindados de la Gendarmería desde primera hora de la tarde del domingo para evitar que se bloqueara el acceso. Habrá operativos similares en los mercados mayoristas y nudos principales de comunicación.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, ha recordado en cualquier caso que la postura del Gobierno es la de la "comprensión del entorno agrícola" y por eso no quiere "ninguna intervención en los puntos de bloqueo", sino que la Policía aportará "seguridad". Además ha instado a la Policía a intervenir en caso de daños y ataques a camiones extranjeros.

Darmanin ha presidido la reunión de la unidad interministerial de crisis celebrada este domingo. También ha estado presente el ministro de Agricultura, Marc Fesneau, y los directores generales de la Policía y de la Gendarmería, Frédéric Veaux y Christian Rodríguez, así como al prefecto de policía de París, Laurent Núñez.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar