Economía

España se enfrenta a la primera huelga bancaria en 30 años con miles de oficinas afectadas

Los sindicatos esperan un seguimiento “masivo” ante la falta de acuerdo con la patronal

Empleados de banca durante una manifestación para exigir mejores salarios, junto al Banco de España Gustavo Valiente / Europa Press

El sector bancario va a vivir una huelga general histórica. España se enfrenta por primera vez en más de 30 años un parón de 24 horas de los bancos. Unos 86.000 trabajadores están llamados a secundar esta movilización ante la falta de acuerdo con la patronal. Además de esta huelga también se harán concentraciones. La más importante será a la puerta de la Ciudad Financiera del Banco Santander por la celebración de la Junta de Accionistas de la entidad. 

Esperan un seguimiento masivo, ya que los sindicatos aseguran que los trabajadores les han transmitido su apoyo en esta huelga “porque estamos luchando por sus salarios”, pero entienden que es un viernes raro, por ser previo a Semana Santa y no haber clase en los colegios. A pesar de estos dos inconvenientes están convencidos de que habrá un apoyo, como ya se demostró en el paro de dos horas el pasado 26 de febrero. 

Los sindicatos cifraron en casi un 85% el seguimiento y la patronal en un 21%. Una diferencia entre los datos que los representantes de los trabajadores esperan que se repita este viernes. “El viernes suele ser un día de teletrabajo, por lo que desde la empresa pueden decir que está conectado y en muchas ocasiones no tienen los datos hasta días después, con que esperamos que haya baile de cifras”, explican desde Fine.

El paro de dos horas fue seguido por el 85,5% de los trabajadores de la banca, es decir unos 80.000; mientras que en Ahorro (55.000) fue del 83,5%; y en las Cooperativas de Crédito (17.000) fue del 84,5%.Las cifras estimadas de seguimiento por entidades son las siguientes: Caixabank (87,5%), Santander (87,1%), BBVA (86,9%), Sabadell (85%), Unicaja (87%), Abanca (50%), Cajamar (85,5%), Ibercaja (85%), Bankinter (78%) y Deutsche (79%), siempre según los sindicatos.

Los sindicatos recuerdan que una huelga del todo el sector no ha pasado desde principios de los años 90. No obstante, ha habido paros en entidades específicas por los ERE o por reordenación de los empleados, pero no con todo el sector bancario. La última que se produjo fue desde Abanca en enero de este año.

Además de la huelga general se han convocado unas 20-25 concentraciones en toda España. Junto a la concentración en la Junta de Accionistas de Banco Santander se harán también en BBVA (que se sumará a la que se hizo la semana pasada con motivo de su junta) y en la sede de Banco Sabadell en Sabadell y en Barcelona.

Los tres principales sindicatos, CCOO, UGT y FINE, decidieron este jueves mantener esta huelga tras la reunión con la Asociación Española de Banca (AEB) en la que no llegaron a un preacuerdo. Los representantes de los trabajadores lamentaron que no se acercaran las posturas, sobre todo, habiendo llegado ya  preacuerdos en el convenido de cooperativa de crédito y en ahorro. Sin embargo, no ha habido movimiento en el lado de la patronal. “Hemos ido esperanzados en acercar posturas y en desconvocar las movilizaciones y aunque nos han hecho una propuesta no se acerca a lo que reclamamos”, señala Javier de Dios, Secretario de Políticas Sectoriales del sector financiero de CCOO.

La propuesta de la AEB es subir el sueldo un 10% en 4 años, mientras que los sindicatos piden una subida del 13% en tres años. A pesar de esta discrepancia en el punto donde han estado más en desacuerdo ha sido en el de la cláusula de compensación, es decir, que las subidas salariales no se vean absorbidas por otros complementos. “Intentar que no solo se palie la cláusula de compensación que no sea algo temporal, sino que dicha subida se consolide, porque si no sería empezar de cero todos los años”, explican desde FINE. 

Los sindicatos explican que su intención era que aunque no se firmase un preacuerdo, sí que se acercaran postura, para poder desconvocar la huelga. Pero la oferta final de la patronal, pero sobre todo los problemas con las cláusulas de compensación han hecho que se mantuviera el paro histórico. 

“Si la cláusula de compensación no se hubiera limitado, se hubiera podido llegar a un acuerdo”, aseguran. Sus planteamientos eran una subida mínima consolidada en tablas en 3 años (2024-2026) del 13%. Como opción alternativa, subida consolidada en tablas en esos 3 años del 12% +pago único del 3% en 2024 no compensable ni absorbible. También proponen una cláusula de garantía (es decir, no compensación ni absorción) del 80% de dicha subida en tablas, consolidando dicho incremento de presente y futuro. Otra de las propuestas es un incremento adicional en función del IPC de hasta un 3% consolidado en tablas y un día adicional de vacaciones, pasando de 24 a 25.

"Que merecemos un convenio como mínimo a la altura de lo que se ha firmado en otros ámbitos del sector financiero, y un convenio que realmente suponga, de forma efectiva y tangible, incrementos salariales para toda la plantilla", apuntan.

La próxima reunión con la Asociación Española de Banca (AEB) que ha manifestado su intención de llegar a un acuerdo es el 23 de abril. Los representantes de los trabajadores esperan que se acerquen las posturas. El 8 de mayo sería la siguiente fecha.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, también ha señalado que su "voluntad" es que se alcance un acuerdo entre patronal y sindicatos sobre el nuevo convenio colectivo de banca. Botín ha respondido así a los representantes sindicales que se han manifestado en la junta de accionistas que el banco ha celebrado hoy en Boadilla del Monte (Madrid), con los que ha indicado que "siempre" se ha mantenido un diálogo "constante y muy positivo". "El convenio se está negociando a nivel sectorial a través de la AEB y la voluntad de todos, desde luego por nuestra parte, es la de llegar a un acuerdo", ha subrayado.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar