Economía | Empresas MOBILE WORLD CONGRESS 2019

Vodafone se alía con Huawei y Samsung para probar en Barcelona el móvil del futuro

logo
Vodafone se alía con Huawei y Samsung para probar en Barcelona el móvil del futuro
Una antena de la red 5G instalada por Vodafone en Barcelona.

Una antena de la red 5G instalada por Vodafone en Barcelona. Vodafone

Resumen:

Vodafone pone a prueba en Barcelona el móvil y el internet del futuro. La teleco ha dexplegado una minirred 5G  de once nodos en la capital catalana para mostrar el potencial de la nueva generación de conectividad y probar casos de uso en entornos reales. El objetivo de la compañía es ponerse en cabeza en explotar en 5G e iniciar su uso comercial en 2020.

Vodafone ya completó el pasado miércoles la primera llamada del mundo con smartphones 5G reales con las especificaciones del estándar NSA (non stand alone), que es el que se utilizará en el futuro para la comercialización de las nuevas comunicaciones online.

La operadora, en la víspera del arranque del Mobile World Congress (MWC), ha conectado este domingo smartphones de los fabricantes Huawei y Samsung a la red 5G desplegada en el centro de Barcelona desde la estación de Sants, utilizando la frecuencia de 3,7 Ghz. Los teléfonos utilizados son los nuevos Huawei Mate X -presentado hoy mismo en la Ciudad Condal- y el Samsung S10 -que se dio a conocer la pasada semana-.

En paralelo, el Grupo Vodafone prepara el terreno para seguir desarrollando la nueva generación móvil ha llegado a acuerdos con cuatro proveedores para el suministro de smartphones 5G en el futuro. Los nuevos socios de la teleco son Huawei, Samsung, Xiaomi y LG, para comercializar sus teléfonos más adelante.

La nueva generación móvil hará posible la transformación digital de la sociedad y la economía, al hacer posible, por ejemplo, el desarrollo masivo del internet de las cosas. El 5G  supondrá disparar la velocidad de conexión (de 1 a 10 Gbps, el triple que la actual en la red de fibra óptica), también reducir al mínimo la latencia, el tiempo en que la red responde (de 1 a 5 milisegundos), y se caracterizará por su alta capacidad (100 veces más de aparatos conectados).

Vodafone aprovecha el escaparate del MWC para mostrar casos de uso del 5G para demostrar los beneficios de la baja latencia (el tiempo de respuesta ante el envío de una señal), como  la sincronización, a través de 5G, de varios músicos interpretando una misma canción al unísono desde distintas ubicaciones (en el stand de Ericsson y en el de Vodafone) gracias a una latencia ultrabaja inferior a 15 milisegundos.

Otra demostración será la conexión en remoto a través de 5G para la guía de operaciones quirúrgicas. El proyecto piloto ‘cirujano remoto’ se enmarca dentro del programa de Telestration y se basa en una técnica de telementoring que permite a un cirujano especialista guiar a distancia y en tiempo real a otro cirujano que esté operando en un quirófano. La baja latencia que presentan las comunicaciones con 5G permite que la operación se transmita en tiempo real, sin retardos, lo que es clave durante las intervenciones.

Asimismo, la teleco pondrá en circulación un vehículo conectado que recorrerá el centro de Barcelona enviando su posición y datos técnicos de la red 5G al stand ubicado en La Fira. Asimismo, una webcam instalada en un edificio cercano enviará videos de alta calidad a través de dicha red al stand de la compañía.

Vodafone fue pionera en arrancar el despliegue de una red 5G precomercial en España. En julio de 2018 instaló los primeros nodos 5G NSA en zonas céntricas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Bilbao y Valencia, un despliegue que se inició tan solo días después de adquirir 90 MHz contiguos de espectro en la banda de 3,7 GHz en la subasta de espectro realizada por el Gobierno.

Para desplegar estos primeros nodos de su red 5G NSA, la empresa colaboró con Huawei en la instalación de 30 antenas en las zonas céntricas, parques tecnológicos o zonas universitarias de esas seis ciudades españolas, donde se están realizando los primeros pilotos con esta tecnología.