Economía | Empresas MOBILE WORLD CONGRESS 2019

Telefónica y Seat usan el 5G para dar un ‘sexto sentido’ a los conductores

El coche conectado ‘escucha’ las señales que emiten los semáforos, las señales de tráfico, otros coches, ciclitas e incluso peatones para recibir avisos ante cualquier peligro.

logo
Telefónica y Seat usan el 5G para dar un ‘sexto sentido’ a los conductores
Una demostración del coche conectado de Telefónica y Seat.

Telefónica

Resumen:

Telefónica y Seat avanzan en su alianza para impulsar el coche conectado y la conducción asistida utilizando el 5G –la nueva generación de conectividad de las telecomunicaciones- y utilizarán el marco del Mobile World Congress que se celebra la próxima semana en Barcelona para mostrar casos de uso concretos en un entorno real.

Telefónica y Seat –que comandan un grupo de empresas que colabo ran en el proyecto como de Ficosa, ETRA, i2CAT, CTTC, Ericsson y Qualcomm- se han propuesto facilitar a los conductores un sexto sentido con el principal objetivo de incrementar la seguridad en la carretera. Los vehículos y el entorno urbano están equipados con una tecnología que les permite intercambiar información, y así avisar al conductor ante cualquier imprevisto y ante cualquier situación de peligro.

Los dos elementos fundamentales para ejecutar estos casos de uso –que se mostrarán la próxima semana por las calle de L’Hospitalet de Llobregat- son la tecnología C-V2X (Cellular Vehicle to Everything) y la tecnología de Edge Computing. En concreto, la tecnología C-V2X permite que el vehículo esté comunicado con todos los elementos del entorno (otros coches, semáforos, señales de circulación, peatones, ciclistas, motos…).

Para que los coches hablen con la ciudad –con las infraestructuras y con otros vehículos- es necesario que las latencias sean mínimas y por ello es preciso desplegar capacidades 5G en la red actual, concretamente la capacidad del servidor Edge Computing, un gran cerebro distribuido que aloja los contenidos y aplicaciones muy cerca de donde los consume el usuario.

Los tres casos de uso de conducción asistida que se mostrarán en Barcelona en los alrededores de la Fira del Mobile World Congress son la detección en un paso de cebra, que es detectado a través de una cámara térmica y avisa los vehículos en su cuadro de mandos; la detección de ciclista antes de un giro gracias a una solución de localización ultra precisa; y también la detección de un coche parado en la carretera con baja visibilidad, que comunica al resto de vehículos de manera anticipada su localización con simplemente activar las luces de emergencia.

La nueva generación móvil 5G hará posible la transformación digital de la sociedad y la economía, al permitir disparar la velocidad de conexión (de 1 a 10 Gbps, el triple que la actual en la red de fibra óptica); también reducir al mínimo la latencia, el tiempo en que la red responde (de 1 a 5 milisegundos); y se caracterizará por su alta capacidad (100 veces más de aparatos conectados).

SEAT ha aportado dos vehículos, uno modelo Ateca y otro Arona, equipados con la última tecnología en conectividad y modificados para poder ofrecer advertencias al conductor a través del cuadro de instrumentos. Telefónica ha contribuido ofreciendo la conectividad extremo a extremo y, como novedad, abriendo su red para que terceros puedan desplegar aplicaciones en el borde de la red, como en este caso es la de gestión de tráfico.

Por su parte, Ficosa  ha desarrollado y producido  la plataforma  de comunicaciones C-V2X embarcada en el vehículo que permite la transmisión de información de un coche a cualquier entidad que pueda afectar al vehículo, y viceversa. i2CAT ha estado encargado del desarrollo de la solución de localización ultra precisa para la bicicleta.Y ETRA, proveedor y suministrador de la infraestructura de carretera vial y que ha colaborado en dotar de conectividad a los cruces con semáforo.

‘Fog-computing’ para el coche del futuro


Charlamos con el informático Damián Roca de sus investigaciones para gestionar flotas de vehículos que se conducen solos como bandadas de pájaros gracias a sensores y computación en pequeños dispositivos 5G a pie de calle o antenas. | Vídeo: Mario Viciosa