Economía

Telefónica convierte Segovia y Talavera de la Reina en laboratorios vivos del 5G

El grupo desplegará las capacidades de la nueva generación de móvil para probar su desarrollo efectivo y buscar utilidades reales en las dos ciudades para hacer de ellas "dos 'Silicon Valley' castellanos."

logo
Telefónica convierte Segovia y Talavera de la Reina en laboratorios vivos del 5G
El presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez.

El presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez. Europa Press

Resumen:

Telefónica se lanza a desplegar la tecnología 5G (quinta generación de conectividad) de forma real. Y lo hace convirtiendo dos ciudades, Segovia y Talavera de la Reina, en “laboratorios vivos” de la revolución tecnológica que viene con despliegues de redes con las capacidades reales del 5G y con el objetivo de buscar casos de uso para la nueva tecnología. Telefónica, en colaboración con Nokia y Ericsson, quiere hacer de Segovia y Talavera “dos silicon valley castellanos” implantando progresivamente durante los próximos tres años las prestaciones del 5G. "Fuimos pioneros en el desarrollo del 3G, fuimos pioneros con el 4G y vamos a ser pioneros y liderar el 5G también", ha subrayado el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez. Y es que las compañías desarrollarán hasta 2020 no sólo la tecnología necesaria sino, sobre todo, también la labor imprescindible de la búsqueda de casos de uso reales en entornos reales, la búsqueda de utilidades empresariales y sociales para monetizar en el futuro las inversiones en las nuevas infraestructuras (coche conectado, realidad virtual…). La nueva generación móvil hará posible la transformación digital de la sociedad y la economía, que supondrá disparar la velocidad de conexión (de 1 a 10 Gbps, el triple que la actual en la red de fibra óptica), también reducir al mínimo la latencia, el tiempo en que la red responde (de 1 a 5 milisegundos), y se caracterizará por su alta capacidad (100 veces más de aparatos conectados).

Telefónica se lanza a desplegar la tecnología 5G (quinta generación de conectividad) de forma real. Y lo hace convirtiendo dos ciudades, Segovia y Talavera de la Reina, en “laboratorios vivos” de la revolución tecnológica que viene con despliegues de redes con las capacidades reales del 5G y con el objetivo de buscar casos de uso para la nueva tecnología.

Telefónica, en colaboración con Nokia y Ericsson, quiere hacer de Segovia y Talavera “dos silicon valley castellanos” implantando progresivamente durante los próximos tres años las prestaciones del 5G. «Fuimos pioneros en el desarrollo del 3G, fuimos pioneros con el 4G y vamos a ser pioneros y liderar el 5G también», ha subrayado el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez.

Y es que las compañías desarrollarán hasta 2020 no sólo la tecnología necesaria sino, sobre todo, también la labor imprescindible de la búsqueda de casos de uso reales en entornos reales, la búsqueda de utilidades empresariales y sociales para monetizar en el futuro las inversiones en las nuevas infraestructuras (coche conectado, realidad virtual, digitalización de procesos industriales, masificación del internet de las cosas…). «No se trata de implantar la tecnología y luego ponernos a buscar la demanda. De aquí a 2020 hay que desarrollar los casos de uso», ha apuntado Gilpérez.

La nueva generación móvil hará posible la transformación digital de la sociedad y la economía, al hacer posible, por ejemplo, el desarrollo masivo del internet de las cosas. El 5G  supondrá disparar la velocidad de conexión (de 1 a 10 Gbps, el triple que la actual en la red de fibra óptica), también reducir al mínimo la latencia, el tiempo en que la red responde (de 1 a 5 milisegundos), y se caracterizará por su alta capacidad (100 veces más de aparatos conectados).

El proyecto Ciudades Tecnológicas 5G permitirá a los ciudadanos y a las empresas de estas ciudades disfrutar progresivamente de las ventajas de esta tecnología. De aquí a 2020 Telefónica se apoyará en Nokia (en Segovia) y Ericsson (en Talavera) para implementar mejoras sucesivas de las distintas capacidades 5G. Las compañías han seleccionado estas dos ciudades por la facilidad de gestión del espectro radioeléctrico, por su tamaño, su orografía y también por su cercanía Madrid

Algunas de estas mejoras los ciudadanos de ambas ciudades las podrán aprovechar ya con sus dispositivos móviles actuales, ya que implantarán como meras optimizaciones de la red 4G. Los planes de las compañías pasan por que la red 5G sea en un primer momento non stand alone (esto es, que para funcionar necesitará como soporte una red 4G) para finalmente llegar a ser una red 5G stand alone (con una red propia con la nueva tecnología).