El consejero delegado de Pfizer realizó una venta millonaria de acciones de la compañía el día en que se conoció que la vacuna de la farmacéutica era efectiva en un 90%. Albert Bourla, según publica Reuters, se embolsó 5,56 millones de dólares (unos 4,8 millones de euros al cambio actual) en acciones el pasado lunes, en el que la compañía se impulsó un 7,7% en bolsa.

Concretamente, el directivo se deshizo de 132.508 acciones a un precio de 41,94 dólares (35,7 euros), según recoge un hecho relevante publicado en la SEC, el supervisor de los mercados estadounidense.

La farmacéutica, sin embargo, defiende que esta venta de acciones forma parte de un plan de trading que el ejecutivo puso en marcha el pasado 19 de agosto.

«La venta de estas acciones forma parte del plan financiero personal y preestablecido de Bourla, que permite, de acuerdo con la regulación de la SEC, a los grandes accionistas de las empresas cotizadas negociar con un número predeterminado de acciones en un momento predeterminado», alega Pfizer.