Empresas

Danone celebra el 50 aniversario desde que "reafirmó públicamente su apuesta por el modelo del doble propósito empresarial"

Fábrica de Danone

Fábrica de Danone CC

Danone celebra esta semana el 50 aniversario del discurso de Marsella pronunciado por el cofundador y entonces presidente, Antoine Riboud, donde por primera vez introdujo el pionero concepto del doble propósito empresarial desde la idea de que los objetivos económicos y sociales deben estar interconectados y que, por tanto, el éxito del negocio tiene que ir siempre de la mano del progreso social.

Bajo la premisa de que no hay futuro sin sostenibilidad, y no hay sostenibilidad sin crecimiento social, Danone señaló este viernes que se ha posicionado como una “empresa líder en la transformación del modelo empresarial actual hacia uno más sostenible y justo”.

“El cuidado por la salud y el planeta forma parte del ADN de la compañía desde sus inicios hace más de 100 años y desde entonces ha evolucionado en base a esa esencia, siempre buscando que el poder de sus marcas genere un impacto positivo en la sociedad”, indicó la compañía.

El director general de Danone España, François Lacombe, manifestó que “las compañías estamos llamadas a actuar y ser parte de la solución que nuestra sociedad necesita ante los problemas sistémicos que nos rodean. Medio siglo después de las palabras de Riboud, seguimos abanderando este propósito desde nuestra cultura y nuestros valores que definen la forma tan única que tenemos de hacer las cosas en Danone».

“Por supuesto”, añadió, «desde la fuerza de nuestras marcas, ofreciendo un portfolio enfocado a promover salud, pero también comprometido con reducir el impacto medioambiental en toda la cadena de valor, desde las granjas hasta el lineal, pasando por nuestras fábricas y centros de innovación. Nuestro objetivo es contribuir a transformar el sistema alimentario y dejar un futuro más saludable y sostenible para las nuevas generaciones”.

Explicó que esta visión de la actividad empresarial planteada por Riboud ha permanecido de forma constante a lo largo de estos años.

Antoine Riboud afirmaba que “debemos liderar nuestras empresas tanto con el corazón como con la cabeza, y no podemos olvidar que mientras los recursos energéticos de la tierra son limitados, los de la humanidad son infinitos mientras nos sintamos motivados. La responsabilidad de una empresa no acaba a las puertas de la fábrica y de las oficinas”.

La compañía subraya que esta visión dual ha perdurado durante décadas y ha promovido avances de gran relevancia para la empresa. Uno de los principales hitos que citan tuvo lugar en los años 90, cuando el entonces presidente de Danone, Frank Riboud, tomó la decisión de desprenderse de aquellas divisiones que no aportaran salud para enfocarse solamente en aquellas que cumplieran la misión de la compañía que era, y sigue siendo, aportar salud a través de la alimentación.

Desde entonces, la compañía sostiene que ha liderado el crecimiento en torno a un porfolio enfocado a la salud y bienestar a través de propuestas que cubran nutricionalmente las necesidades y hábitos de los consumidores en 4 áreas de negocios: lácteos y alternativas vegetales, aguas y nutrición especializada.

Hoy Danone, “como la empresa B Corp de más tamaño y mayor puntuación del sector de Gran Consumo, cuenta con uno de los porfolios más saludables y sostenibles del sector de la Alimentación”, agregan.

Al mismo tiempo, impulsa proyectos estratégicos para dar respuesta a las tensiones sociales actuales y proteger la sostenibilidad de un sistema alimentario saludable y de proximidad. En los últimos años, Danone ha dado pasos en pro de la transición hacia la economía circular para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030; ha avanzado en la lucha contra el desperdicio alimentario con el cambio de la fecha de caducidad por la fecha de consumo preferente, y ha impulsado programas de Agricultura Regenerativa que contribuyen a avanzar en la necesaria transformación que el campo necesita través de un modelo sostenible a largo plazo, que sea viable económicamente, humano y respetuoso con el medioambiente y los recursos naturales de las zonas rurales.

“En Danone defendemos que hay otra forma de entender los negocios, más sostenible e inclusiva. Este doble propósito implica un ejercicio de empatía en tiempo real con nuestro entorno. Implica escuchar, aprender y preguntarnos cada vez que tomamos una decisión: ¿por qué? ¿qué impacto tiene en la sociedad? ¿qué estamos aportando como empresa? En eso se basa el propósito, en poner a las personas y la sociedad en el centro -consumidores, pacientes, empleados- y, a partir de ahí, trazar la hoja de ruta para mantener su confianza y asegurar que el negocio sea sostenible, a todos los niveles, a largo plazo”, declaró Lacombe.

Estudios sobre los hábitos de compra de los consumidores, que indican que las marcas más sostenibles aumentaron su valor en un 31% más (respecto 2021) que las 100 marcas más valiosas a escala global.

“En este sentido, Danone ha jugado un rol muy activo apoyando la creación de una nueva figura legal, Sociedades de Beneficio e Interés Común (SBIC) conocidas como empresas con propósito, como el primer paso para transformar el sistema empresarial actual en uno más sostenible y responsable. Con esta enmienda, aprobada el pasado mes de junio en el Congreso de los Diputados, España se convierte en un estado que reconoce a las compañías que, además de ser rentables, generan un beneficio ambiental y social”, concluye la compañía.

Te puede interesar

Comentar ()