Empresas

El abogado de la UE da luz verde a una Superliga que impediría a los clubes participar en UEFA y FIFA

Logo de la Superliga

Logo de la Superliga The Superleague

«Si bien la European Super League Company tiene libertad para crear su propia competición de fútbol independiente fuera del ecosistema de la UEFA y de la FIFA, no puede, además de crear esa competición, continuar participando en las competiciones de fútbol organizadas por la FIFA y la UEFA sin la autorización previa de esas federaciones». Este es el dictamen no vinculante del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), Athanasis Rantos, que sostiene que los clubes tienen libertad para crear una nueva competición al margen de la UEFA y de la FIFA, pero que en ese caso, las normas de la FIFA y de la UEFA que supeditan la creación de cualquier nueva competición a una autorización previa son compatibles con el Derecho de la Unión en materia de competencia.

Las conclusiones del abogado sobre la European Super League Company (ESLC) surgen después de que la FIFA y la UEFA publicaran una declaración en la que manifestaron su negativa a reconocer a esta nueva entidad, así como de su advertencia sobre que cualquier jugador o cualquier club que participara en esta nueva competición sería expulsado de las competiciones organizadas por la FIFA y sus confederaciones. Los impulsores de la Superliga entendieron que el comportamiento de la FIFA y la UEFA debía calificarse de contrario a la competencia e incompatible con el Derecho de la Unión en materia de competencia y las disposiciones del Tratado FUE relativas a las libertades fundamentales, por lo que recurrieron al Juzgado de lo Mercantil n.º 17 de Madrid, que solició al Tribunal de Justicia que se pronunciara al respecto.

En sus conclusiones presentadas en el día de hoy, el abogado General Athanasios Rantos expone que el Tribunal de Justicia debe responder que las normas de la Unión en materia de competencia «no prohíben a la FIFA, a la UEFA, a sus federaciones miembro o a sus ligas nacionales amenazar con sanciones a los clubes afiliados a esas federaciones en caso de que estos participen en un proyecto de creación de una nueva competición que pudiera vulnerar los objetivos legítimos perseguidos por esas federaciones de las que son miembros».

El comunicado ha sido celebrado por la UEFA y LaLiga. La Unión de Federaciones Europeas de Fútbol ha destacado que «acoge con gran satisfacción el dictamen inequívoco de hoy que recomienda una sentencia del TJUE en apoyo de nuestra misión central de gobernar el fútbol europeo, proteger la pirámide y desarrollar este deporte en toda Europa», mientras que La Liga se ha pronunciado en la misma línea: «El abogado del TJUE da la razón a UEFA-FIFA. Una Superliga tendría que contar con el ok de FIFA-UEFA si quisieran seguir en las competiciones oficiales actuales».

Las respuestas del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE chocan con las pretensiones de la Superliga, una sociedad de Derecho español integrada por prestigiosos clubes de fútbol europeos cuyo proyecto consiste en organizar la primera competición europea anual de fútbol cerrada (o «semiabierta»»), que existiría al margen de la UEFA. La intención de los impulsores de la Superliga (Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Tottenham, Manchester City, Liverpool, Inter de Milán, AC Milan) es que sus clubes sigan participando en las competiciones de fútbol organizadas por las federaciones nacionales de fútbol y por la UEFA y la FIFA, al contrario de lo transmitido hoy por el abogado general del TJUE.

Te puede interesar

Comentar ()