Grupo Gallo se ha propuesto “democratizar el consumo de caldo natural en España”. Para ello han lanzando sus nuevas variedades de caldo elaboradas con ingredientes 100% naturales y un 33% de pollo. Según han explicado, se trata de «un producto único en el mercado que pone al alcance de los hogares españoles la alianza perfecta entre la mejor pasta para sopa y el caldo de toda la vida, a partir de recetas tradicionales elaboradas con un proceso industrial exclusivo que permitirá poner al alcance de las familias un producto que subirá el estándar de calidad de la categoría”.

En este sentido, desde Grupo Gallo explicaron que se trata de “un producto honesto que hace gala de su naturalidad, gran sabor y del avance que supone en parámetros de sostenibilidad gracias a la eficiencia del proceso industrial y a la proximidad de los ingredientes utilizados. El lanzamiento de la nueva gama de caldos aúna la naturalidad de este producto con la tradicional pasta de sopa de Gallo, creando así una combinación perfecta y que aporta al consumidor una propuesta de máxima calidad”.

Con esta novedad, Grupo Gallo responde a la tendencia creciente en los hogares de sustituir el caldo elaborado en casa por el caldo envasado: así, mientras en 2014 el 70% de los hogares que consumían caldo lo preparaban en casa, actualmente ese porcentaje ha disminuido hasta el 60%. La falta de tiempo es el principal motivo por el cual se está dejando de cocinar el caldo de manera tradicional en el hogar, sin que eso suponga que este plato deje de tener presencia en los hogares: en España, las familias consumen caldo una media de 2 veces por semana, preferentemente en la cena.

Con la finalidad de facilitar la presencia en la dieta diaria y de dar un impulso al consumo de sopa en nuestro país, Grupo Gallo lanza un caldo enteramente natural con el mayor porcentaje de pollo fresco del mercado (un 33%) junto a ingredientes también 100% naturales y de proximidad. La marca llega al mercado de los caldos de forma natural. “El caldo que lanzamos al mercado es un producto honesto, auténtico que va a subir el listón en toda la categoría, sin duda alguna”, afirmó la directora de Marketing, Comunicación y Sostenibilidad de Grupo Gallo, Noemí García.

Así, Grupo Gallo lanza cuatro variedades de caldos destinadas a cubrir un amplio espectro de dietas, preferencias y gustos: desde el clásico caldo de pollo, pasando por una propuesta de pollo con jamón para aquellos que busquen una sopa un poco más intensa, y el de cocido para los incondicionales de este plato. A estas tres variedades se añade el caldo de verduras, pensado para dietas vegetarianas y detox.

Elaboración

“El arte de sumergir vegetales y carne en el agua, cociéndose a fuego lento, se ha convertido en nuestro país en un elemento central de la gastronomía que ha evolucionado a lo largo de los años gracias a sus valores alimenticios y nutricionales, así como a su versatilidad para adaptarse a la disponibilidad de materias primas de cada territorio”, destacó Grupo Gallo.

Una tradición que la compañía ha recogido y conceptualizado en este proyecto, a través de ‘La Olla de Gallo’ una tecnología que permite elaborar el caldo de toda la vida a través de un proceso industrial altamente eficiente y sostenible con una capacidad de producción de 140.000 litros de caldo al día, sin desperdiciar nada de materia prima.

La compañía elaborará sus caldos en la nueva planta construida en Granollers, convertida ahora en una fábrica puntera a nivel europeo gracias a este nuevo proyecto en el que la compañía ha invertido 14 millones de euros y que, según Montserrat Tort, directora de la planta industrial barcelonesa, “es una revolución que nos plantea un reto a nivel logístico, tecnológico y humano, a la vez que la sitúa la planta de Granollers como punta de lanza dentro de la estrategia de crecimiento de la compañía, liderando su primer proyecto de digitalización”.

De esta forma, Grupo Gallo indicó que ha creado “un gran caldo para una gran pasta en cuya elaboración es especialista y líder del mercado desde hace más de siete décadas”. “Ahora unimos lo mejor de los dos mundos para crear una sopa perfecta”, asegura Noemí García. Para el lanzamiento de esta innovación, la marca ha querido unir también a los chefs más mediáticos de la televisión y junto al ya embajador de marca, Pepe Rodríguez, acompañarán en la puesta de largo de las nuevas variedades sus compañeros Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nájera.

“La propuesta de valor que la marca aporta con sus caldos responde a una calidad que se nota gracias un sabor único, con ingredientes frescos y naturales que tienen con el 33% de pollo fresco su máximo exponente. Es, además, un avance desde el punto de vista de la sostenibilidad: por sus ingredientes, todos ellos procedentes de productores de proximidad, que subministran producto recién cultivado y carne fresca; y desde el punto de vista del packaging, con el que Grupo Gallo aporta el envase más sostenible que hay actualmente en el mercado, totalmente reciclable con un 87% del material de origen vegetal que cuenta con tapón de caña de azúcar”, añadió.

Innovación

Durante más de 75 años, Pastas Gallo “ha sido una marca icónica que puede mirar al futuro desde el profundo respeto a un legado que ha demostrado su compromiso con el consumidor y su cercanía con las familias de este país, manteniendo siempre una escucha activa, con voluntad real de estar al lado del consumidor para poder anticiparse a las necesidades de las familias”, subrayó la compañía.

Por ello, aseguró que “Grupo Gallo se ha consolidado en el mercado español como marca líder en el mercado de la pasta seca, las salsas y las harinas como único fabricante nacional, ofreciendo una amplia variedad de pastas, con recetas totalmente adaptadas al gusto de los paladares españoles. El reconocimiento de los consumidores le avala con su fidelidad y una cuota de mercado cercana al 35% en pasta seca, un 29% en salsas y un 16% en harinas”.