La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y los sindicatos CCOO, FINE y UGT han firmado este jueves el nuevo convenio colectivo sectorial para el periodo 2019-2023, que regula, entre otros asuntos, cómo se realizará el teletrabajo en las antiguas cajas de ahorro, entre las que se encuentran CaixaBank, Bankia o Ibercaja. Será de aplicación a cerca de 68.000 empleados.

A pesar de que el convenio ha sido suscrito por la patronal y tres sindicatos, la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), ha rechazado suscribirlo al considerar que implica «pérdidas salariales» para los trabajadores, según han comunicado a este periódico fuentes del sindicato. «La balanza de las pérdidas está claro que se ha inclinado a la parte trabajadora y mucho», añaden.

El nuevo convenio recoge el primer acuerdo sobre el teletrabajo al que llegan los bancos a nivel sectorial. En virtud del mismo, a los empleados que teletrabajen más del 30% de su jornada les corresponderá un ordenador, un teléfono móvil y una silla ergonómica que deberá proporcionar la empresa.

En el caso de que la compañía no provea estos materiales, tendrá que hacerse cargo de un gasto de hasta 130 euros para que el empleado compre una pantalla, un teclado y un ratón, así como de otro de 55 euros mensuales para el resto de gastos generales, que estarán prorrateados en función del porcentaje de teletrabajo que realicen.

Los sindicatos y la patronal han pactado un incremento salarial del 0,75% en 2022 y el 1% en 2023

A aquellos que teletrabajen menos del 30% de la jornada por motivos de conciliación, les corresponderá un ordenador y un teléfono móvil que deberá proporcionar la empresa. Estos empleados tendrán la posibilidad de realizar el teletrabajo desde el lugar que decidan.

Por su parte, los empleados que teletrabajen por coronavirus o por otras situaciones de emergencia tendrán derecho a que la empresa les proporcione un ordenador y un teléfono móvil, así como a recibir 45 euros para adquirir una pantalla, un teclado y un ratón si la empresa no proporciona este material y a poder teletrabajar desde donde quieran.

Incremento salarial

En concreto, se ha pactado un incremento salarial en tablas del 0,75% en 2022 y el 1% en 2023, un pago adicional del 0,25% vinculado a dividendos/beneficios en 2022, 2023 y 2024 y otro pago adicional del 0,25% vinculado a un ROE superior al 8% en dicho periodo, informa Europa Press.

Asimismo, se ha acordado un incremento de la parte fija lineal del plus de convenio hasta 517,15 euros, mientras que se suspenderá el cobro del resto de la parte variable de cada nivel durante 2021 y 2022, volviendo a percibirse en su totalidad a partir de 2023.

El convenio recoge el derecho a la desconexión digital

Los trienios serán un 3% fijo y adicionalmente se podrá devengar en un pago único hasta el 1,2%. La jornada anual se reuce a 1.650 horas, más 30 horas de formación, se concede un día más de libre disposición a partir de 2020, se ofrece reducción de jornada el jueves por la tarde para el cuidado de menores, se mejora el permiso de acumulación de lactancia, se ofrece la posibilidad de fraccionar las vacaciones hasta en cuatro periodos y se crea un permiso retribuido por violencia de género de hasta tres meses.

Respecto a la desconexión digital, se reconoce el derecho a desconectar una vez finalizada la jornada, se establecen límites a las convocatorias de reuniones fuera de la jornada diaria (en todo caso serán voluntarias y no podrán finalizar más allá de las 19 horas) y se fija una franja de desconexión obligatoria entre las 19 horas y las 8 horas del siguiente día hábil.

El convenio también renueva la cláusula de empleo, con el compromiso del 95% de plantilla fija y plazo de negociación previo a la aplicación de cualquier medida traumática. Para resolver problemas coyunturales o estructurales de empleo, podrá acordarse la aplicación del teletrabajo.