Hasta el momento, los trabajadores por cuenta propia podían elegir las coberturas por las que querían cotizar. Incrementando o disminuyendo, en función de las seleccionadas, sus aportaciones a la Seguridad Social. Sin embargo, esa situación ha cambiado en 2019 y ahora se incrementa el pago mensual de la cuota, porque se incluyen como obligatorias contingencias que antes eran opcionales.

Contingencias profesionales: obligatoria

Actualmente, la cobertura por contingencias profesionales del 0,6% es obligatoria para todos los autónomos. Lo mismo sucede con el cese por actividad, cifrado en un 1%, que pasa a ser obligatorio para todos los trabajadores por cuenta propia, tal y como confirman desde el portal especializado en cotizaciones y jubilación Jubilacionypension.com, promovido por la compañía MAPFRE.

La formación profesional, con un 0,1%, tampoco es una opción voluntaria, sino que debe sumarse a la base de cotización de cualquier trabajador autónomo.

¿Qué recibe a cambio el autónomo?

La primera consecuencia es que va a tener que pagar más. Aumenta la base mínima de cotización, y los tipos (al añadir prestaciones como obligatorias). Como contrapartida, ¿a qué tiene derecho ahora un autónomo?

La contingencia por enfermedad o por accidente laboral cubrirá al trabajador autónomo desde el primer día. Además, hasta 2019 los autónomos debían empezar a cotizar a partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad, pero esa obligación ahora desaparece hasta el momento de su reincorporación.

Entre los beneficios de los autónomos destaca la exención de la cuota a la Seguridad Social a partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal hasta el momento del alta.

Prestación por desempleo

Cualquier autónomo tendrá derecho a paro y cotizará por desempleo. Antes sólo se acumulaba paro si se había solicitado previamente (y abonado la cuantía correspondiente mediante las cotizaciones mensuales). Sin embargo, todavía queda un grave problema por resolver. Según denuncian diversas asociaciones que defienden al colectivo de los autónomos, más de la mitad de las solicitudes de paro se deniegan. El Gobierno se ha comprometido con ellas para flexibilizar el acceso a esta prestación, para que los autónomos puedan cobrar el paro en circunstancias cercanas a un asalariado.

Otras contrapartidas del aumento de cuota

Además, las trabajadoras por cuenta propia podrán disfrutar de hasta 12 meses de tarifa plana de 60 euros sin tener que cesar su actividad durante los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad.

A raíz de estos cambios, la tarifa plana actual de 50 euros al mes para nuevos autónomos pasará a 60, manteniéndose las bonificaciones posteriores tras los 12 primeros meses.

Contenido elaborado por: Sego finance