Para poner en marcha una empresa un emprendedor tendrá que tener en cuenta una serie de gastos. Del mismo modo, también será necesario que conozca los tiempos que tardará en iniciar la actividad, para planificar mejor el inicio.

Para conocer todos estos datos podemos observar las respuestas que ha dado España ante Europa para elaborar el Estudio REM 2019 Vías migratorias para start-ups y emprendedores innovadores en la UE.

En cuanto a los gastos no existen datos oficiales como tal, ya que según la zona de España (incluso entre municipios cercanos) se pueden dar diferencias. La única coincidencia en todo el territorio es el coste cero que supone establecerse como trabajador autónomo, sin constituir una entidad. El único gasto serían los libros, en caso de necesitarlo.

Para el resto de entidades podemos poner como ejemplo la ciudad de Barcelona, según se explica en la respuesta al citado documento. Allí se empezará por una cifra de entre 500 y 600 euros para los gastos de notaría (300 euros aproximadamente), la inscripción en el registro mercantil (unos 100 euros), así como la legalización de los libros (17 euros cada uno) y la reserva del nombre o marca (20 euros).

A eso habría que sumarle otro tipo de costes como los derivados de la apertura de locales o las reformas del mismo. Además, que los gastos aumenten también dependerá del capital inicial de la empresa, debido a los impuestos relacionados con el mismo.

Cuánto tiempo se tarda en crear una empresa

En cuanto a tiempos, en España se tarda una media de 12,5 días en establecer una empresa según apunta el informe Doing Businness 2019. El tiempo se puede reducir hasta tres días, si se forma parte del programa “Emprende en 3”, que se realiza de forma online y está disponible en 1.500 municipios de nuestro país.

Para todos aquellos interesados en montar una empresa, también deben saber que hay una serie de requisitos que se deben cumplir: darse de alta en la Seguridad Social y registrarse en la Agencia Tributaria (necesario para el pago de impuestos relacionados con la actividad).

Además, en los casos que se trate de empresas y no simples autónomos también pueden ser necesarios los siguientes puntos: crear una persona jurídica (ante notario), incribirse en el Registro Mercantil y obtener las licencias municipales pertinentes.

Por último será importante tener en cuenta que existen otras condiciones y requisitos que los diferentes municipios pueden exigir y que pueden, incluso, tener costes.

Contenido elaborado por: Sego finance