Los autónomos han pedido incansablemente a la Seguridad Social una moratoria o una exención de la cuota de marzo. De esta forma, se ayudaría especialmente a los profesionales que deben enfrentarse, debido a la situación por el coronavirus, a cerrar sus negocios o a sufrir importantes pérdidas de ingresos.

Debido a las gran demanda de solicitudes de ceses de actividad y ERTES enviados, el colectivo cree que no se podrán atender a tiempo y, por tanto, se les estará cobrando la cuota pese a haber dado el paso para llevar a cabo el cierre o cese temporal.

A pesar de ello la Administración ya ha confirmado que se procederá al cobro de las cotizaciones en los próximos días, tal y como se ha hecho siempre, a final de cada mes. Señalan, eso sí, que en los casos que proceda se devolverán posteriormente. De hecho, aquellos autónomos que hayan solicitado, por ejemplo, el cese de actividad, recibirán tal devolución de oficio, sin tener que reclamar o iniciar ningún trámite.

Las asociaciones de autónomos, con dudas

Esta postura no convence a los representantes por cuenta propia, que continúan exigiendo soluciones. Es el caso de Lorenzo Amor, presidente de ATA, que insiste en la exoneración de la cuota, como mínimo, de marzo y abril. Asimismo, solicita que los impuestos correspondientes a este primer trimestre (como puede ser la liquidación de IVA) se pospongan hasta julio.

Por su parte, María José Landaburu, secretaria general de UATAE exige una moratoria de la cuota para dar tiempo a los autónomos afectados a que puedan solicitar las ayudas propuestas por el Gobierno. Además, pide al Ejecutivo que se agilicen y simplifiquen los asuntos burocráticos para ayudar a estos profesionales.

Contenido elaborado por: Sego finance