Una de las medidas tomadas por el Ejecutivo español en la crisis del coronavirus ha sido la aprobación de moratorias de deudas hipotecarias y la suspensión temporal de las obligaciones derivadas de los contratos de créditos sin garantía hipotecaria. Con esta iniciativa se pretende ayudar a todos aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad (tanto autónomos como asalariados) y que no pueden hacer frente a todos los gastos que tienen cada mes.

Tras varias primeras semanas desde su puesta en marcha, se conocen los primeros datos al respecto. El Banco de España ha sido el encargado de publicarlos a través de una nota informativa en la que se puede comprobar a dónde han ido a parar tales moratorias.

En lo que respecta, en concreto, a los trabajadores autónomos, hasta un 70% de las mismas se han repartido entre cinco sectores. Los más numerosos han sido el comercio y la hostelería, con amplia ventaja respecto al resto. Otros servicios, transporte y construcción completan este ‘top 5’ de beneficiarios.

Más datos sobre la moratoria de hipotecas en España

El Banco de España ha aportado otra serie de datos referentes a las solicitudes totales, a las que se ha dado curso o el saldo vivo pendiente de amortización, además de añadir que más del 70% de beneficiarios y avalistas corresponden a trabajadores asalariados.

El mayor número de solicitudes se han tramitado para la moratoria de los contratos de crédito sin garantía hipotecaria, que alcanzaron la cifra de 296.924. De estas se aprobaron 59.163 y el saldo pendiente de amortización se sitúa en los 585 millones de euros.

Las solicitudes de moratoria con garantía hipotecaria, por su parte, han sumado 228.322 solicitudes, siendo 65.559 las que se lleven a curso. En este caso, el saldo vivo pendiente de amortización alcanza los 6.525 millones de euros.

Contenido elaborado por: Sego finance