Transporte

Renfe modifica el abono gratuito de media distancia con sanciones más duras para las reservas que queden vacías

Los usuarios que hagan un mal uso perderán la fianza de 20 euros y su derecho a viajar gratis

Unos pasajeros esperan para montarse en un tren de Cercanías Renfe en Alcorcón, Madrid (España)

Estación de trenes Cercanías Renfe en Alcorcón, Madrid / EP

Una nueva modificación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) para los abonos gratuitos de media distancia convencional busca evitar el mal uso de estos títulos.

De esta forma, se busca pulir los defectos de esta medida tras haber detectado un uso irregular de los títulos. Estas irregularidades desvirtúan la efectividad de las medidas dirigidas a incentivar la demanda del transporte público y contribuir a reducir las emisiones de CO2. Por esta razón, el Ministerio ha aprobado una serie de normas que, en su mayoría, se pondrán en funcionamiento el 7 de diciembre.

Así, a través de la resolución publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que modifica la operativa de venta y utilización de los títulos multiviaje gratuitos de Media Distancia, se restringirá la formalización de viajes, la adquisición de abonos y se sancionarán los usos irregulares reiterados, entre otras actuaciones.

En concreto, Renfe incautará la fianza de 20 euros y anulará el abono gratuito a los usuarios que, al menos en tres ocasiones, no hayan cancelado con un mínimo de dos horas de antelación la reserva de la plaza si finalmente no van a viajar en el tren.

Aunque solo se retirará el abono de la línea en la que se haya detectado un uso irregular, el operador ferroviario no expedirá un nuevo abono asociado a ese titular para ningún origen-destino de media distancia en un plazo de 30 días desde la anulación.

Antes de llegar a retirar el abono y la fianza, Renfe enviará dos avisos al titular cuando detecte que finalmente no ha viajado sin anular la reserva con la antelación requerida y la tercera vez que se incurra en uso indebido, se procederá a sancionar.

En paralelo, se limita a cuatro viajes diarios de ida o vuelta el número máximo de trayectos que se permite formalizar por abono y se imposibilitará formalizar dos viajes en el mismo sentido hasta que transcurra el triple del tiempo de viaje programado.

Además, para facilitar un mayor uso de los convoyes, en determinados trenes, con reserva de plaza y alta demanda, Renfe podrá establecer un cupo de plazas de pie, es decir, sin plaza reservada, que no superará el 10 % de las plazas ofertadas con reserva de plaza, informando de dicha condición de viaje a los viajeros, y en estos trenes de alta demanda no estará disponible la selección de asiento.

Asimismo, se lanzará un abono específico para menores de edad sin DNI y solo se podrá sacar un título por DNI, NIE o pasaporte para cada origen-destino, evitando así usos indebidos de estos títulos.

Esta medida en concreto entrará en vigor el 1 de enero de 2023, coincidiendo con la activación de la prórroga de las bonificaciones al transporte público ferroviario, una iniciativa que ha tenido una gran acogida por parte de la población que ya ha adquirido más 2,2 millones de abonos gratuitos, de los que 1,6 millones son para viajar en Cercanías y Rodalies y 627.000 títulos son para Media Distancia convencional.

Te puede interesar

Comentar ()