La izquierda abertzale ha accedido hoy a dar una oportunidad a la elección de Pedro Sánchez al anunciar que se abstendrá en la votación prevista en la segunda sesión del Pleno de Investidura. La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha reprochado al candidato del PSOE que desde su partido se estñe impulsando un «aparthead político» hacia Bildu al negarle interlocución.

Ha recordado que en realidad es una hipocresía que se práctica tanto desde la izquierda estatal como desde el PP ya que con ellos se ha llegado a acuerdos «en los cuatro territorios vascos del sur», en referencia al País Vasco y Navarra.

Aizpurua ha asegurado que Bildu tiene sobradas razones para votar que no, como su incapacidad para cerrar un acuerdo con Podemos, la formación que para Bildu mejor defiende el derecho a decidir. En su opinión, este hecho refleja que en realidad Sánchez «quiere dejar las cosas como están», en particular en los relativo al modelo territorial.

‘Impunidad franquista’

La portavoz de la izquierda abertzale ha asegurado que están dispuestos a que los cuatro votos de Bildu se conviertan en una oportunidad que el candidato del PSOE sepa aprovechar adecuadamente y no retorne a posiciones favorables «a enarbolar el artículo 155 como amenaza»: «Eso le conduciría a subordinarse a la derecha que acabaría comiéndole a usted y a su partido».

La portavoz abertzale ha arremetido contra la Constitucion, «un pacto cimentado en la impunidad para los franquistas» que la sociedad vasca no apoyó y ha reclamado la lbertad de «los presos políticos». también ha denunciado desde la tribuna la política de dispersión de los presos de ETA y ha defendido el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro «como en Quebec, Ecuador y las Islas Feroe».