España | Navarra

Chivite asume la presidencia de Navarra apelando al acuerdo y la convivencia, “es responsabilidad de todos”

En su toma de posesión ha reconocido que el camino que emprende ahora su Gobierno tripartito será "complejo y difícil".

logo
Chivite asume la presidencia de Navarra apelando al acuerdo y la convivencia, “es responsabilidad de todos”

Resumen:

María Chivite ha tomado esta mañana posesión de su cargo como nueva presidenta de Navarra en un sencillo acto institucional celebrado esta mañana en el Parlamento de Navarra. La que es desde hoy la tercera mujer que de forma consecutiva ocupa el cargo, tras Yolanda Barcina (UPN) y Uxue Barkos (Geroa Bai), ha hecho reiteradas llamadas a la búsqueda del acuerdo, el diálogo y la convivencia. En un intento por rebajar la tensión con la que ha estado acompañada su investidura y la conformación de su acuerdo de Gobierno, la nueva presidenta foral se ha comprometido a “gobernar para todos” y a respetar la pluralidad de la Comunidad Foral.

En un discurso íntegramente en castellano, al contrario que los integrantes de la Mesa del Parlamento que le han precedido y que también se han expresado en euskera, Chivite ha asegurado que es “un honor, una responsabilidad y un reto” ponerse al frente del Ejecutivo que hereda de Uxue Barkos. No ha ocultado que será un camino “complejo, duro y difícil” el que emprende con un Ejecutivo en minoría integrado por tres formaciones (PSN, Geroa Bai y Podemos) y apoyado por Izquierda-Ezkerra desde fuera del Gobierno. En su intervención no ha hecho referencia alguna a EH Bildu ni a su apoyo indirecto en forma de abstención y que fue clave para fuera investida el pasado viernes.

Ha instado a todos los partidos con representación en la Cámara a “dar ejemplo”. Les ha recordado que como representantes políticos les corresponde a todos ellos liderar un modelo de sociedad, “de vivir y convivir y no podemos exigir lo que no seamos capaces de dar”. Ha señalado que ella será la primera en trabajar en el objetivo de “construir confianza” y profundizar en la búsqueda del diálogo y los acuerdos.

Chivite ha recordado a los partidos que “no podemos exigir lo que no seamos capaces de dar”

En su breve intervención, durante la cual no ha podido contener la emoción, ha llamado a todos a trabajar en favor de la convivencia, “es responsabilidad de todas las formaciones”. Ha defendido la diversidad como una valor a conservar y proteger, “hay que respetar todas las maneras de pensar, de vivir, de amar”, ha apuntado.

“Social y progresista”

Se ha comprometido a exigir a los miembros de su Gobierno a ejercer una gestión “honesta y transparente” para que la política recupere el reconocimiento de los ciudadanos. Ha definido como “social y progresista” la ‘hoja de ruta’ que seguirá su Ejecutivo “con el interés general como guía de nuestro camino”. Ha expresado una apuesta forme por defender el autogob9ierno de Navarra y hacerlo desde la “lealtad institucional” pero defendiendo siempre el marco singular de la Comunidad Foral.

Al acto ha asistido el lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu, quien poco antes del inicio del acto ha asegurado que acudía para “saludar al nuevo Gobierno y su presidenta” . Ha recordado que Euskadi y Navarra mantienen un amplio ámbito de colaboración que se ha intensificado durante la legislatura que ahora ha concluido. Urkullu confía en poder reforzar los “lazos históricos, culturales y en la Euroregión” que comparten Navarra y el País Vasco, “venimos a reforzar esa colaboración”. El lehendakari ha puesto en valor que el acuerdo de Gobierno en Navarra es “entre diferentes” y tras un acuerdo programático.

También ha asistido el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Lluis Planas, así como el Secretario de Organización del PSOE, y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha asegurado que el Gobierno que preside Chivite apostará por “la centralidad”.

Chivite (Cintruénigo, 1978) pone fin a 24 años de ausencia socialista de la presidencia del Ejecutivo foral. Lo ha hecho en un acto que ha contado con la participación de la banda de timbales y trompetas del Gobierno de Navarra y el Orfeón de Pamplonés que han interpretado el tema ‘Herribehera’ del cantautor vasco, Benito Lertxundi. También han cantado ‘El Roncalés’, de Salvador Ruiz de Luna. La investidura de Chivite ha concluido con el baile de un aurresku.