España

El Barça fija sus elecciones el 7 de marzo mientras el Govern sigue pendiente del TSJC

Joan Laporta llega a la reunión de candidatos con Tusquets EFE

El F. C. Barcelona celebrará las elecciones a la presidencia del club el 7 de marzo. Finalmente no se ha impuesto la propuesta de avanzar la fecha una semana, como proponía la gestora, pero el día escogido satisface la voluntad de los tres candidatos de hacerse cuanto antes con las riendas del club para acabar con la parálisis institucional. Mientras gobierno y partidos catalanes viven pendientes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para saber si se confirma o no el aplazamiento de los comicios al 30 de mayo, los socios culés ya tienen cita con las urnas, pese al Covid-19.

La clave de la convocatoria está en un acuerdo del Govern del pasado martes, que habilita a las entidades deportivas a celebrar elecciones con voto por correo o electrónico, para sortear las limitaciones impuestas por la pandemia. La reforma, solicitada por el Barça, establece una salvedad: en el caso de procesos electorales ya iniciados, se puede implementar el voto por correo, pero no el electrónico.

Adelanto una semana

Aún así, el presidente de la gestora, Carles Tusquets, vio en esta reforma margen suficiente para avanzar los comicios, que habían sido pospuestos por la incidencia del coronavirus en Cataluña, pasando del 24 de enero al 7 de marzo. Así lo avanzó el propio Tusquets en una entrevista a Catalunya Ràdio. Y así se lo ha planteado este miércoles a los tres candidatos a la presidencia del club, Víctor Font, Joan Laporta y Toni Freixa.

Finalmente, sin embargo, los responsables del club y los candidatos han acordado mantener la fecha del 7 de marzo para hacer posible el voto por correo de los socios. Toni Freixa ha explicado tras el encuentro que «avanzarlas es complicado por la logística del voto por correo. El acuerdo al que hemos llegado con Correos» para que posibilite este acuerdo no permite avanzar los comicios, ha añadido Freixa.

El pasado viernes, en la reunión mantenida por los mismos protagonistas, acordaron la petición de la activación del voto por correo -dependiente de la Generalitat- y se acordó aplazar la celebración de los comicios al 7 de marzo, debido a la pandemia. Las restricciones -la Generalitat ha prorrogado el confinamiento metropolitano otras dos semanas- hacían imposible que los socios pudiesen desplazarse entre municipios para poder acudir a las sedes electorales.

Aplazadas las dos elecciones

Antes de ese encuentro, los responsables de la gestora del Barça se reunían ese día con el Procicat -el órgano de gestión de la emergencia sanitaria en Cataluña- en el que los responsables autonómicos exigieron al Club que pospusiera los comicios.

De común acuerdo con el Club, el Procicat entendió que las restricciones de movilidad por todo el territorio imposibilitan que los más de 100.000 socios del club se puedan mover tanto por Cataluña -con cinco sedes- como por el resto de España -con cuatro sedes más, además de la de Andorra-. Paralelamente, el Govern y los partidos habían acordado suspender las elecciones autonómicas hasta el 30 de mayo.

En el caso del Barça, sin embargo, los tres candidatos habían dejado claro que los comicios debían llegar cuanto antes para que la nueva junta directiva pueda empezar a resolver los muchos problemas pendientes, desde la quiebra económica a la renovación de Leo Messi. Una urgencia que no parecen sentir los miembros del ejecutivo catalán.

Te puede interesar

Comentar ()