Uno de los fundadores de Ciudadanos, el escritor Félix de Azúa, ha tachado al independentismo de ser «la ultraderecha de España» y ha pedido votar a Cs para evitar un escenario político en Cataluña similar al de 2006, cuando se fundó el partido.

En un acto telemático este sábado en Barcelona en apoyo a la candidatura de Carlos Carrizosa para el 14F, De Azúa ha definido a Cs como el único partido todavía realmente centrista y «el único que no ha mercadeado con la Guerra Civil».

«Somos el único partido capaz de acabar con una de las miserias más grandes de este país: el cainismo de ‘O eres de los míos o estás perdido’, ‘O eres de derechas o de izquierdas’. Ese cainismo, que lo llevamos arrastrando décadas, me parece destructivo», ha dicho.

Partido constitucionalista

El jurista Francesc de Carreras ha considerado que el cambio en Cataluña pasa por que Cs tenga peso en el Govern tras el 14F, algo que solo ve posible «con un partido que, aunque no lo parezca, se hace llamar constitucionalista, que es el PSC, y con otro partido que sí parece constitucionalista y además lo dice, que es el PP».

«Esta es la esperanza para el próximo 14F», por lo que pide a los electores evitar un pacto del bloque independentista porque, según él, sólo quieren la independencia y lo demás les da igual.

«Puede pasar otra cosa, casi la misma de 2006: que pacten PSC, ERC y los comuns («que son mucho peor que ICV, mucho más disparatada su mentalidad»): para él, Cataluña repitiría el camino de los últimos años.