El coordinador federal de Izquierda Unida (IU) y ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha instado este domingo a seguir con un cumplimiento «al milímetro» de los acuerdos de la izquierda para el Gobierno de coalición, máxime ante el crecimiento del «clima ultraconservador y reaccionario».

Sin embargo, el discurso de Garzón por vía telemática en la Coordinadora Federal de IU se ha viralizado por el gazapo del ministro, que se ha referido a las leyes que «hemos proponido cambiar» en el Congreso de los Diputados en referencia a la polémica por Pablo Hasel. En el vídeo, a partir del minuto cuatro:

El coordinador federal ha pedido al resto de dirigentes de IU estar preparados porque seguirán siendo «atacados» al ser «una molestia para la estrategia neoliberal y derechista» a cargo del «poder salvaje» que tienen «muchos actores socioeconómicos».

Garzón cree que IU, en el seno de Unidas Podemos (UP), tiene que continuar «leal a la letra y el espíritu» del acuerdo de gobierno con el PSOE y así «aguantar los ataques, invectivas y amenazas» que tratan de «deslegitimar» y «dividir las fuerzas» de la coalición.

A su juicio, un ejemplo de la relectura reaccionaria de la Constitución es el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, que es «síntoma de una anomalía democrática grave».

Y ello pese a que Garzón de Hasél opina que es «una persona que banaliza la violencia» y que «no tiene unas convicciones democráticas homologables al siglo XXI y a las de IU», por lo que no debe ser visto «como un ídolo».

Sin embargo, eso no le impide defender que «en una democracia asentada, que aspira a ser plena», la libertad de expresión deba «prevalecer sobre ese tipo de manifestaciones inoportunas, sin gusto o abominables desde un punto de vista moral».

«Incluso en los años más terribles de la mafia terrorista no se produjeron interpretaciones tan reaccionarias de los derechos civiles», ha lamentado Garzón, tras apuntar que pide el indulto para Hasél aunque no le una «prácticamente nada» a él.

Garzón también ha vinculado la «ofensiva brutal» que sufren UP y su líder, Pablo Iglesias, con noticias falsas incluidas, al «telón de fondo» de la «debacle» del PP y Ciudadanos el domingo pasado en las elecciones catalanas.