España

PSOE y Podemos desmienten a Egea: "No ha cambiado nada en la negociación del CGPJ"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) y el presidente del PP, Pablo Casado. EUROPA PRESS

Por una vez ha habido unanimidad. PSOE y Unidas Podemos han coincidido en su desmentido al secretario general del PP, Teodoro García Egea, en el sentido de que los socialistas han dejado fuera a los morados en la negociación para la renovación del CGPJ. Sin que sirva de precedente, fuentes gubernamentales de uno y de otro sitio insisten en que «no ha cambiado nada» en esa negociación desde que casi se alcanza un acuerdo en julio del año pasado y volvió a retomarse poco antes de las elecciones catalanas.

«No hay novedades, no hay tal cambio», insisten desde Moncloa, aunque oficialmente se limitan a comentar que la conversación la semana pasada entre Pedro Sánchez y Pablo Casado «fue constructiva» y apuestan por el «reforzamiento institucional» con la renovación pendiente de una serie de órganos constitucional que también incluye el Defensor del Pueblo, el Consejo de Administración de RTVE y el Tribunal Cosntitucional.

«Sería en este momento un mensaje muy importante para la ciudadanía», agregan los mismos medios de una negociación «cerrada desde hace meses». Y esa negociación incluye tal y como ha venido informando El Independiente, dos vocales al gusto de Unidas Podemos.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha intentado cerrar este debate afirmando que la negociación sobre el CGPJ se hace como gobierno a través del titular de Justicia, Juan Carlos Campo, que «representa a todo el Gobierno». También ha pedido al PP que dejen el, a su juicio, «obstruccionismo a la renovación de los órganos constitucionales» para hacer posible «un acuerdo sin chantajes y sin vetos».

Negociación «con el partido de la Gürtel»

Eso no obsta para que lo morados vean con profunda desconfianza un acuerdo para el CGPJ y el TC «con el partido de la Gürtel». Preferirían cambiar las mayorías parlamentarias necesarias conforme a la proposición de ley que presentaron conjuntamente con el PSOE, de modo que, confirmada la imposibilidad a una mayoría reforzada de tres quintos, bastase con una simple. Sin embargo, esta reforma está en el punto del mira de Europa, que ya ha alertado respecto a las exigencias de la separación de poderes.

La coalición de Gobierno pasa por uno de sus momentos más delicados, pendiente de una conversación a fondo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para superar las diferencias, que tendría lugar a lo largo de esta semana. Su exclusión de la negociación del CGPJ hubiera sido la enésima gota que habría colmado el vaso.

Comentar ()