El Ministerio de Trabajo y Economía Social incrementará este año más de un 56 % la partida para subvencionar a los sindicatos, al pasarse de 8.878.123,74 a 13.883.890 euros. Es la cuantía de mayor importe para estos fines que destina el Gobierno desde hace diez años, aunque todavía sigue siendo ligeramente inferior a la que se repartía durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero (15,8 millones).

El Consejo de Ministros ha acordado en su reunión de este martes autorizar a la Subsecretaría del Ministerio de Trabajo y Economía Social a convocar esta línea de ayudas con la que el Ejecutivo financia cada año las actividades de carácter sindical que realizan las organizaciones en función de su representatividad. En próximas semanas se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la resolución con la que se abrirá el plazo de un mes para presentar las solicitudes.

Desde 2013, estas convocatorias salían con una cuantía máxima de 8.883.890 euros, si bien esta cantidad nunca ha llegado a completarse excepto en 2017 (8.918.605,02 euros) y 2014 (8.897.065,06 euros). De acuerdo con los datos facilitados a este diario por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, las asignaciones a los sindicatos en estos últimos ocho años fueron las siguientes: 8.878.123,74 euros en 2020, 8.881.641,83 euros en 2019, 8.883.889,95 euros en 2018, 8.865.442,18 euros en 2016 y 8.842.794,33 euros en 2015.

El Gobierno de coalición casi restituye de una tacada la cantidad recortada por Rajoy durante la crisis

Cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa a finales de 2011, esta línea de subvenciones a las organizaciones sindicales contaba con un presupuesto anual de 15.798.500 euros. Fue la cuantía que se acordó en 2008, incrementándose en 309.770 euros respecto al montante repartido en 2007 (15.488.730 euros).

El antecesor inmediato de Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno ya aplicó un primer tijeretazo en 2012, cuando, en plena crisis económica, la redujo casi un 30 % hasta los 11.104.860 euros. Un año después volvió a recortar la partida otro 20 % al establecerla en los 8.883.890 euros que se han mantenido hasta ahora.

De esta forma, el Ejecutivo de coalición casi recupera de una tacada la disponibilidad presupuestaria con la que contribuye el Estado a sufragar la actividad sindical. Para alcanzar la cifra que se distribuía hace una década, aún será necesaria incrementar la partida en 1,6 millones de euros.

Defensa y promoción del trabajador

De acuerdo con las bases de convocatorias anteriores, a estas subvenciones pueden acogerse las organizaciones sindicales «legalmente constituidas», que tengan representación sindical a 1 de enero y que no estén incursas en ninguna de las prohibiciones que de forma expresa prevé la Ley General de Subvenciones en los artículos 13.2 y 3.

En concreto, el objeto de estas ayudas es financiar la realización de actividades de carácter sindical, incluyendo el desarrollo de cualquier tipo de actividad sindical dirigida a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales de los trabajadores.