España

Una treintena de jueces puja por la plaza que deja libre Pedraz en la Audiencia Nacional

Luis Francisco de Jorge, actualmente en comisión de servicios en un organismo de Naciones Unidas con sede en Viena, es un firme candidato a ocupar el puesto / Mercedes Alaya, la magistrada que inició el 'caso ERE', volverá a quedarse en puertas

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. EFE

Un total de 28 magistrados han presentado su solicitud para optar a la plaza que se ha quedado vacante en el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional tras pasar el juez Santiago Pedraz a dirigir el número 5 mientras José de la Mata permanezca en situación administrativa de servicios especiales por la responsabilidad que desempeña en la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Judicial Penal (Eurojust), con sede en La Haya (Países Bajos).

La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó el pasado 27 de enero sacar a concurso esta plaza tras adjudicar nuevo destino a Pedraz, encargado ahora de instruir -entre otros procedimientos- el de los Papeles de Bárcenas. La convocatoria se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 8 de febrero, abriéndose un plazo de 15 días naturales -contados a partir de la jornada siguiente- para que los magistrados interesados pudieran presentar sus solicitudes.

Fuentes del CGPJ han confirmado a este diario que pujan por la plaza 28 magistrados, cuatro más de los que optaron a la vacante generada por la marcha de De la Mata a su actual cometido internacional. Las fuentes no pudieron precisar si la resolución de este concurso formará parte del orden del día de la reunión que la comisión permanente celebrará este jueves.

Como informó el portal especializado Confilegal, uno de los jueces que aspiran a dirigir el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional es Luis Francisco de Jorge Mesas, con plaza en la Audiencia de Valencia pero actualmente en situación administrativa de servicios especiales por su condición de funcionario internacional en la sede central de la Oficina de las Naciones Unidades contra la droga y el delito en Viena (Austria). De Jorge cerraría así el paso así a la juez que inició la investigación del caso ERE, Mercedes Alaya, que desde finales de 2018 intenta sin éxito dar el salto a la Audiencia Nacional desde la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla.

Las plazas se adjudican a quienes «hayan prestado servicios en el orden jurisdiccional penal durante ocho años dentro de los 12 años inmediatamente anteriores a la fecha de convocatoria», requisito que cumplen sobradamente tanto De Jorge -lleva como magistrado en una de las secciones penales de la Audiencia de Valencia desde 2006 y con anterioridad ya sirvió en otros juzgados de esta misma jurisdicción- como Alaya, con más de tres décadas ejerciendo de forma ininterrumpida en dicho orden.

De Jorge, firme candidato

Cumplido por ambos este requisito, el criterio que prima es el puesto que se ocupe en el escalafón general de la carrera judicial. Y aquí se impone con diferencia Luis Francisco de Jorge, dado que ocupa la plaza 517 -cumplirá 62 años el próximo 23 de julio- y la magistrada sevillana -casi cuatro años menor que aquél- se encuentra en la posición 896. No ha trascendido si algún aspirante tiene más antigüedad que el citado juez o será él el elegido.

Entre otros asuntos, el nuevo titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional tendrá que cerrar la investigación relativa a las supuestas irregularidades cometidas por el antiguo embajador de España en Venezuela Raúl Morodo en relación con la petrolera PDVSA y el llamado caso Soule, que tiene como principal imputado al ex presidente de la Federación Española de Fútbol Ángel María Villar.

Comentar ()