El expresidente del Gobierno y del Partido Popular Mariano Rajoy ha negado este miércoles, ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga si parte de la reforma de la sede del partido se pagó con dinero negro que él nunca destruyó pruebas de la financiación irregular del partido.

Así lo afirmó el extesorero popular Luis Bárcenas en un escrito remitido a la Fiscalía Anticorrupción en el que manifestó que Rajoy destruyó en una máquina trituradora sus anotaciones sobre la contabilidad irregular o caja B del Partido Popular que él mismo escribió y en los que reflejó supuestos sobresueldos con cargo a dicha contabilidad paralela entregados a altos cargos del partido.

Rajoy lo ha negado. «Es metafísicamente imposible que yo haya podido destruir esos papeles porque la primera vez que yo oigo hablar de esos papeles es cuando se publican en prensa en 2013», ha asegurado el expresidente. «Llevo 40 años en el Partido Popular y no hay nadie, ni una sola persona, que supiera o hablara de una caja B. No hay caja B, hay los papeles del señor Bárcenas que no sabemos cuándo los hizo ni con arreglo a qué criterio ni con qué finalidad», ha sostenido Rajoy, en la misma línea que el también expresidente del Gobierno José María Aznar y la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Todos niegan la existencia de una contabilidad irregular en el partido sobre la que el Tribunal Supremo consideró que existen suficientes pruebas en la reciente sentencia de Gürtel Época I con la que se confirmó a su vez la sentencia de la Audiencia Nacional.

Las afirmaciones de Bárcenas son un «delirio»

Rajoy se ha referido a las afirmaciones de Luis Bárcenas como un «delirio» y le ha acusado de «no estar de acuerdo ni consigo mismo» porque, según ha recordado, durante su declaración ante el instructor del caso Gürtel en 2013 Bárcenas afirmó que Rajoy había destruido «una fotocopia» de las anotaciones en las que registró la contabilidad paralela del PP y, ahora, afirma que se trataba de anotaciones de las que no había copia.

Sobre los sobresueldos que anotó el extesorero, y entre los que incluyó a Rajoy como receptor, el expresidente del PP ha afirmado que «la inmensa mayoría de quienes aparecen en esos papeles niegan que sean verdad, pero algunos dicen que sí es cierto», por lo que ha pedido que «no se ponga en tela de juicio la afirmación de más del 95% de las personas» reflejadas en ellos.

En el escrito remitido a la Fiscalía, Bárcenas afirmó que tanto Rajoy como Cospedal cobraron 25.000 euros cada uno en un sobre que él mismo les entregó en su despacho, hechos que el expresidente del Gobierno ha negado. «Es absolutamente falso».

«No me he dedicado a la política para que me paguen un traje o un abrigo. Para eso me podría haber dedicado a otras cosas diferentes», ha contestado también Rajoy a una de las preguntas del representante de la acusación popular Asociación de Abogados y Abogadas por Europa (ADADE).

«El señor Bárcenas guardaba dinero, pero yo no»

Preguntado sobre la caja fuerte de la sede central del partido de la que Bárcenas y su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, habrían ido sacando dinero en efectivo donado previamente por empresarios y que no se declaró por el partido, según sostiene el extesorero, Rajoy ha dicho: «El señor Bárcenas guardaba dinero ahí (en la sede de Génova del PP) y en otros sitios, como hemos sabido. Pero yo, no».

Sobre el ‘Luis, se fuerte’: «Soy consciente de que fue poco afortunado pero en la vida no siempre se acierta»

En cuanto al mensaje de texto que Rajoy envió a Bárcenas y en el que le dijo ‘Se fuerte’, que se conoció una vez salió a la luz el contenido del sumario de Gürtel, el expresidente ha dado la siguiente explicación: «Cuando más traté con el señor Bárcenas fue desde que apareció el tema de la Gürtel. Cuando apareció fue cuando le dije: ‘Oye, qué pasa con este asunto’. Previamente no tuve una relación directa con él. Me mandó un mensaje, entendí que buscaba cierta comprensión y entendí que debía hacerlo. Soy consciente de que fue poco afortunado pero como usted sabe muy bien, en la vida no siempre se acierta».

Rajoy también ha asegurado que es «absolutamente falso» todo lo que Bárcenas dice sobre mí en sus papeles y ha negado que la anotación relativa a la entrega de sobresueldos con las siglas M. Rajoy se correspondan con él, como ya sostuvo también como testigo cuando declaró en 2013 en el caso Gürtel. Según Rajoy, los papeles de Bárcenas son una absoluta manipulación.

Comparece con mascarilla

Mariano Rajoy ha comparecido ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional sin mascarilla, algo que le han agradecido los letrados de las acusaciones populares Izquierda Unida y Observatori Desc que también le han interrogado.

El representante de IU, Juan Moreno, le ha agradecido, concretamente, que «haya dado la cara», evidenciando la diferencia con Aznar y Cospedal o del también exsecretario general del PP, Javier Arenas, que comparecieron con mascarilla a pesar de estar solos en un despacho de sus domicilios, algo que extrañó a los letrados y creó cierta polémica en la Sala. El letrado de Observatori Desc, Gonzalo Boye, preguntó a Aznar por qué testificaba con mascarilla, a lo que éste contestó: «Porque cumplo con las recomendaciones sanitarias».