La Mesa del Parlament ha frenado hoy dos preguntas planteadas por el Grupo Socialista por considerarlas tránsfobas. El problema, las dos preguntas realizadas por la diputada Gemma Lienas, reputada dirigente del feminismo ortodoxo, cuestionan en un caso la presentación de las personas transgenero en un programa infantil y la aplicación de un acuerdo para que los reclusos de las prisiones catalanas puedan pedir el traslado en función del «género sentido».

El bloque independentista, integrado por ERC, JxCat y la CUP, ha impedido la tramitación de ambas preguntas, en contra de la opinión de los letrados de la cámara. Ambas preguntas, han explicado fuentes de la Mesa «han quedado sobre la mesa» para que el PSC pueda «reconsiderar su formulación» para hacerla más sensible a los colectivos trans.

Explicación transgénero para niños

La primera de las preguntas se refiere a una serie infantil de animación «Las tres gemelas» que dedicó un capítulo a la explicación de las realidades transgénero. Un capítulo emitido en horario no infantil que generó fuerte polémica en las redes, hasta el punto de ser retirado del portal de TV3. En él, las niñas explican que «al nacer, el médico nos sexó como pollos por nuestros genitales» y se identifica a la oposición con esa tesis con la «burja terf».

En su pregunta parlamentaria, Lienas señala que TV3 emitió en horario nocturno el capítulo referido, en el que «se hacía referencia a cuestiones sexuales y que, posteriormente fue retirado a raíz de la protesta de la creadora de las tres gemelas, Roser Capdevila». Y pregunta «cual es la base científica de presentar la sexualidad humana disociando los órganos sexuales del sexo de las personas».

Sexo sentido en las prisiones

En la segunda, Lienas se refiere a la decisión de las instituciones penitenciarias catalanas de permitir a los reclusos pedir el traslado de centro en función del «sexo sentido» acogiéndose a una instrucción de la Consejería de Justicia. «Se ha evaluado las consecuencias que para las mujeres han tenido el traslado de personas transgénero a prisiones de mujeres».

Una pregunta que, para los representantes independentistas en la Mesa, es un ejemplo de transfobia, porque sólo pregunta las consecuencias para las mujeres, no para las personas trans que puedan haber solicitado el traslado.

Por ello, se han acogido al artículo 163.3 del reglamento del Parlament, en el punto que señala que no se admitirán «preguntas que contienen expresiones ofensivas para la dignidad de las personas o que menosprecian derechos».