La ministra de Exteriores Arancha González Laya ha confirmado el hallazgo de los cadáveres de dos periodistas españoles que llevaban desaparecidos desde el lunes en Burkina Faso tras ser capturados en un ataque cerca de la frontera con Benín.

David Beriain (Artajona, 1977), director de la productora 93 Metros, y Roberto Fraile, nativo de Barakaldo, son los nombres detrás del trágico accidente al que se suma un ciudadano irlandés que también había desaparecido junto a los españoles.

Ambos se encontraban trabajando en la grabación de un documental dedicado a exponer la caza furtiva en la zona de Pama, capital de la provincia, lugar donde tuvo lugar el siniestro y que la ministra de Exteriores ha considerado como una zona «muy peligrosa y conflictiva» en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes.

El ataque se saldó, además, con el robo de armamento y equipamiento por parte de los asaltantes. Entre el material se encuentran dos ametralladoras montadas sobre vehículo, un dron, doce motocicletas y receptores de frecuencia. La furgoneta de efectivos burkineses en la que se encontraban ambos periodistas fue emboscada por dos camionetas dirigidas por individuos armados. Se desconoce la autoría del ataque.

Beriain fue periodista de guerra en La Voz de Galicia, trabajando durante seis años en la sección de Internacional, donde fue enviado especial a la segunda guerra de Irak, a Afganistán, Sudán, Congo o Libia

Asimismo, fue uno de los pocos reporteros del mundo que había conseguido internarse en los campamentos de la FARC. Su labor como corresponsal en Colombia le llevó a ser finalista de los Bayeux-Calvados, el galardón internacional más prestigioso para corresponsales de guerra. 

Beriain acababa de estrenar en Movistar, de la mano de su productora 93 metros, el documental dedicado al accidente de Palomares. Se encontraba en Burkina Faso junto Fraile, cámara, para rodar otro proyecto dedicado a la caza furtiva en la zona, una práctica peligrosa en una zona complicada.

Beriain también había presentado con anterioridad proyectos como Clandestino, un programa que le convertía en uno de los principales rostros de las cadenas DMax y Discovery International Networks, tanto como director de documentales como de presentador. Beriáin ha entrevistado a lo largo de su carrera, además, a talibanes, guerrilleros y miembros de cárteles de droga y sicarios.

Inseguridad y aumento de ataques yihadistas

El este y el norte de Burkina Faso han sufrido un aumento de la inseguridad durante los últimos años, especialmente a causa del repunte de los ataques por parte de grupos yihadistas, entre ellos la rama de Al Qaeda en el Sahel, el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), y Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS), que han provocado además un incremento de los enfrentamientos intercomunitarios.

El Ejército burkinés confirmó el lunes que durante la última semana de operaciones antiterroristas han muerto cuatro militares y han sido «neutralizados» dos supuestos terroristas, tal y como ha recogido el portal de noticias Burkina24.

Ante esta situación, el primer ministro de Burkina Faso, Christophe Dabiré, abrió a principios de febrero la puerta a un posible proceso de diálogo con los terroristas. «No decimos que Burkina Faso esté en contra de las negociaciones con los terroristas», afirmó en un discurso ante el Parlamento.