España | País Vasco

Euskadi crea una lista de espera para los vacunados con AstraZeneca que rechacen Pfizer

Quienes opten por completar la vacunación con AstraZeneca tendrán que esperar a que exista suministro suficiente de dosis y no tendrán asegurada la fecha para completar el proceso de inoculación..

Cientos de personas hacen cola para vacunarse en el 'vacunódromo' de La Casilla, en Bilbao. Mikel Segovia

Euskadi creará una lista de espera para aquellos ciudadanos que recibieron una primera dosis de AstraZeneca y no deseen seguir la pauta marcada por la Comisión de Salud que fijaba inocular una segunda dosis de Pfizer. La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha señalado que su departamento se adhiere a la recomendación marcada por el Ministerio pero que abre la puerta a que los menores de 60 años que opten por solicitar una segunda dosis de AstraZeneca puedan recibirla «cuando sea posible».

Sagardui ha recordado que existe un problema de suministro actualmente de dosis de AstraZeneca. Ayer se comenzó a citar a este colectivo y que durante esta semana se intensificarán las citas para inocular la segunda dosis. Inicialmente se llevará a cabo vía SMS. La aceptación de la cita conllevará asumir una segunda dosis de Pfizer. Quienes lo rechacen deberán hacerlo accediendo a la página web del Servicio Vasco de Salud y adhiriéndose a la lista de espera que se ha habilitado.

Actualmente en Euskadi se sigue vacunando al colectivo de población de 60 a 69 años, al que se le inocula AstraZeneca en ambas dosis. Tan sólo el 7,9% de este colectivo ha recibido la pauta completa. Junto a ello, los menores de 60 años, en su mayoría pertenecientes a colectivos esenciales que también recibieron esta vacuna, tendrán derecho a completar su pauta -una vez transcurridas las 12 semanas previstas- pero con Pfizer. Quienes quieran seguir la pauta completa con AstraZéneca pasarán a una lista de espera y pendientes de que exista stock suficiente de dosis.

La falta de suministro es evidente. También la dificultad para fijar plazos en los que se pueda acceder a una segunda dosis entre quienes deseen completar la pauta con AstraZeneca.

Stock insuficiente

En el País Vasco tan solo hay actualmente un stock de 29.400 dosis de AstraZeneca. Con él se debe continuar vacunando a las población de entre 60 y 69 años y a los menores de 60. Sagardui ha asegurado que su departamento se compromete a facilitar a la mayor brevedad las segundas dosis pero que ello está condicionado al suministro del laboratorio. No ha aclarado qué sucederá con las personas que completados los plazos -de 12 semanas se ampliaron a 16 entre una dosis y otra- puedan verse en la circunstancia de tener que optar, en contra de su voluntad, por Pfizer al carecer de suministro.

La situación en Euskadi continúa mejorando, con un descenso de la incidencia acumulada que hoy se ha situado en los 219 casos por cada 100.000 habitantes y un número reproductivo básico de 0,95. Pese al descenso, el Gobierno advierte cierto freno en el ritmo de contención de la pandemia y un incremento en la capacidad de contagio del virus. El incremento de la vacunación, con 47% de la poblacion con una primera dosis y el 22% con la pauta completa, está permitiendo que el impacto de esta ola se vea muy reducida.

Pese a ello, por el momento no está previsto revisar las restricciones en vigor y se esperará a comienzos de la próxima semana para convocar al comité asesor que podría adoptar alguna decisión. Se considera que la evolución de la pandemia en Euskadi es aún algo incierta y se desea confirmar la tendencia.

Exención de patentes

Precisamente hoy el lehendakari Iñigo Urkullu ha suscrito, junto con colegios de Médicos, Enfermería, Farmacia y organizaciones como Amnistía Internacional o Médicos Sin Fronteras, una declaración institucional reclamando la «exención temporal y puntual» de las patentes de las vacunas y la apuesta por una «cooperación a escala mundial» en la lucha contra la pandemia.

En la declaración se apela a la solidaridad con los países en peores circunstancias, a evitar «oligopolios». Recuerda que desde Euskadi siempre se ha abogado por primar el «derecho a la salud» y por ello se suma a una petición que ya han suscrito más de medio centenar de países.

Te puede interesar