España | País Vasco

El ritmo de contagios se acelera en Euskadi tras dos semanas sin Estado de Alarma

La consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, durante su proceso de vacunación. Irekia

Transcurridas dos semanas desde el levantamiento del Estado de Alarma, la incidencia de la pandemia en Euskadi arroja datos esperanzadores e inquietantes al mismo tiempo. Si bien la incidencia acumulada ha descendido de modo significativo desde el pasado 10 de mayo, actualmente lo hace a un ritmo inferior que durante los primeros días de este periodo. De igual manera, la velocidad en la que se está transmitiendo el virus, estimado por el llamado R0, ha registrado un repunte importante en los últimos días.

El último informe sanitario muestra cómo el R0 roza ya el indicador 1, es decir, que cada contagiado por covid en el País Vasco infecta ya al menos a otra persona. Este indicador ha pasado de estar en el 0,79 en pasado día 11 de mayo -un día después de que decayeran las restricciones del Estado de Alarma- a elevarse al 0,98 este pasado lunes. En esta dos semanas el R0 ha ido creciendo de modo paulatino de jornada en jornada.

De igual manera, el indicador que mide la incidencia de la pandemia muestra un freno significativo en su descenso. La caída ha sido continuada, hasta alcanzar ayer los 228 casos por cada 100.000 habitantes. Pese a ser mucho más elevada que la media nacional, que Sanidad fijaba ayer en los 129 casos, lo que inquieta a los responsables sanitarios es el freno al ritmo de descenso. La primera semana posterior al decaimiento del Estado de Alarma cada jornada este indicador de incidencia se reducía en una horquilla de entre 16 y 19 casos diarios. La última semana ese descenso se redució a entre 10 y 14 y ayer, el informe de incidencia lo redujo a sólo 5.

Tasa de contagio

La previsión era que para mediados de junio se pudiera dar por controlada la quinta ola y poder rebajar la incidencia acumulada a un nivel de 60 casos por cada 100.000 habitantes. Por el momento, habrá que ver si la tendencia y velocidad de reducción de casos se mantiene o la mayor movilidad e interacción social vivida desde el pasado día 10 tiene efectos negativos en el control de la epidemia.

Por el momento el territorio donde más capacidad de transmisión está tomando el virus es en Alava, con un R0 de 0,98, seguida de Bizkaia con un 0,93 y Gipuzkoa con 0,90. En los tres casos en el periodo que va desde el pasado 17 de mayo hasta ayer la curva en el ritmo de contagio ha ido en aumento.

De igual manera, la tasa de positividad ha registrado un comportamiento irregular. Pese a haber descendido de los niveles más altos que alcanzó en abril, aún se observan dientes de sierra. Tras llegar a caer a una positividad de hasta el 2,9%, el último dato lo eleva al 4,6% de positividad.

Proceso de vacunación

Durante estos días los responsables sanitarios del Ejecutivo de Urkullu no han cejado en insistir en tener que mantener las medidas de control y prevención. Recuerdan que a pesar de la que situación ha mejorado “el virus sigue ahí”. En el plan de control de esta quinta ola ha contribuido de modo esencial el avance en el proceso de vacunación, pese a que el País Vasco aún registra los niveles más bajos en algunas franjas de edad. Actualmente en Euskadi el 47% de la población a vacunar tiene al menos una primera dosis inoculada y un 22% ya ha sido vacunada con la pauta completa.

Esta semana Osakidetza ha comenzado a llamar a los menores de 60 años que fueron vacunados con Astrazeneca para recibir la segunda dosis, una vez transcurridas las 12 semanas preceptivas. La sanidad vasca permitirá a quien no solicite no ser vacunado con una segunda dosis de Pfizer, como establece el Ministerio de Sanidad, sino solicitar, previo consentimiento firmado, una nueva dosis de Astrazeneca.

Actualmente el Servicio Vasco de Salud cuenta con una reserva de dosis de Astrazeneca de algo más de 17.000 vacunas y esta semana no está previsto recibir más dosis. En la sanidad vasca se han inoculado el 96% de las dosis recibidas. La cobertura en la vacunación entre los mayores de 60 y menores de 69 años con al menos una dosis es aún baja, con un 48% pero desciende al 6,5% quienes han recibido la pauta completa. En el colectivo de 50 a 59% la vacunación completa es del 10% de la población y del 5,8% entre la población de 25 a 48 años.

Comentar ()