El Tribunal General de la Unión Europea ha suspendido el levantamiento de la inmunidad de los eurodiputados de JxCAT Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. Los tres eurodiputados de Junts están pendientes de juicio en España por su participación en la organización del referéndum del 1-O y la declaración unilateral de independencia de 2017.

Los tres presentaron un recurso ante el Tribunal pidiendo medidas cautelares contra el levantamiento de su inmunidad que el Parlament Europeo acordó el pasado marzo. Ahora, el vicepresidente del Tribunal General de la UE ordena que se suspenda la ejecución de las decisiones de la Eurocámara «hasta que se adopte el auto que se ponga fin al presente procedimiento de medidas provisionales», ha informado el tribunal.

Puigdemont, Comin y Ponsatí recurrieron la decisión adoptada por el Europarlamento por 400 votos a favor y 248 en contra, que atendía así la petición del Tribunal Supremo. En su recurso, aludían a supuestas irregularidades en el proceso de suplicatorio, dirigido por el diputado de Cs Adrián Vázquez, que preside el comité de Asuntos Legales del Parlamento Europeo.

La defensa de los tres líderes independentistas, que dirige el abogado Gonzalo Boye, reclamaba además en el recurso presentado el 26 de mayo medidas cautelares para paralizar la suspensión, con el argumento de que existía «riesgo real e inminente» de ser detenidos y encarcelados, lo que les impediría representar a los ciudadanos durante el resto de su mandato.

No surrender

El ex presidente fugado ha reaccionado a la decisión con un tuit en su canal oficial de twitter con un críptico «no surrender», una de las expresiones que el independentismo ha convertido en lemas de su causa. Y que utilizan especialmente ante cada revés o victoria en el ámbito judicial.