España

Batacazo al turismo: Reino Unido no incluye a España en los países de su 'lista verde'

Una persona toma el sol tumbada en el paseo marítimo de Benidorm.

Una persona toma el sol tumbada en el paseo marítimo de Benidorm. EFE

El Reino Unido no incluirá a España en su ‘lista verde’ de países a los que permite viajar sin realizar cuarentena obligatoria a la vuelta. Aunque se había especulado con esta posibilidad, o que al menos se incluyese a las Islas Canarias y Baleares, la BBC ha informado este jueves de que ningún destino nuevo entrará en esa categoría. De hecho Portugal, el único país continental al que se permitían los viajes desde el Reino Unido, quedará fuera en la actualización que entrará en vigor a partir del 7 de junio.

La decisión supone un golpe fortísimo al turismo español, que no podrá contar con el mercado británico durante todo el mes de junio. El ‘semáforo turístico’ del Reino Unido se actualiza cada tres semanas, por lo que España no podría pasar a la ‘lista verde’ y empezar a recibir turistas al menos hasta la última semana de junio, perdiendo por completo el primer mes de la temporada estival.

Con la exclusión de Portugal, los únicos países a los que se permite el viaje desde el Reino Unido son Israel, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Islandia, Gibraltar, las Islas Feroe, Islas Falkand y otras islas menores como Santa Helena, Tristán de Acuña o Ascensión.

A los países en la lista verde se permite el viaje con un test a la ida y otro a la vuelta, sin necesidad de cuarentena de ningún tipo.

A los países en la lista ámbar, entre los que permanece España, se desaconseja el viaje, aunque está permitido siempre y cuando se realice un test antes de viajar y una cuarentena obligatoria de 10 días a la vuelta, con test en los días dos y ocho del aislamiento. Es decir: cualquier persona que quisiera viajar a España desde el Reino Unido tendría que someterse a tres pruebas PCR y a un asilamiento obligatorio de 10 días.

La misma restricción aplica para españoles que pretendan viajar al Reino Unido. Además del test en origen, seguirán obligados a una cuarentena de diez días con dos tests, que se puede reducir a cinco días si el turista se costea por su cuenta un test en esa fecha.

El gobierno británico toma estas decisiones bajo el auspicio del Joint Biosecurity Centre (JBC) y toma en consideración la incidencia acumulada, el riesgo de transmisión de variantes del virus, las tasas de positividad de los tests y otros factores.

«Debemos proteger el progreso que hemos hecho en nuestra casa mientras, por supuesto, permitimos los viajes cuando sea seguro hacerlo. Debemos seguir los datos», declaró a la BBC el ministro de Salud Matt Hancock.

Te puede interesar

Comentar ()