La secretaria general del PSOE-A y candidata en las primarias del partido, Susana Díaz, ha lamentado que lleva meses sufriendo «ataques muy feroces», sobre todo en los últimos días, para buscar «el cuerpo a cuerpo», pero ha asegurado que a pesar de las «cosas duras» que se dicen no entrará en ello.

Díaz ha explicado en una entrevista en Telecinco, recogida por Efe, que cuando preguntó si se le había cuestionado en el puesto solo por ser mujer hizo referencia «a un hecho objetivo», ya que otros compañeros de partido que habían perdido elecciones no habían sido cuestionados y ella sí, a pesar de que no había perdido los comicios.

«Sólo hice una pregunta, hay quien se ha ofendido muchísimo, pero es un hecho muy objetivo, que a hombres que han perdido no les cuestionaron», ha incidido Susana Díaz, quien cree que hay quien por esa pregunta se ha «lanzado» de una forma «un poco desmedida».

«Momentos muy difíciles»

Ha opinado que las mujeres que están en primera línea «muestran mucha fortaleza y eso a veces no permite que digas como te sientes» y ha explicado que ha vivido en los últimos tiempos «momentos muy difíciles» después de dar a luz a final de febrero, incorporarse rápidamente tras una cesárea y escuchar cómo decían «que estaba a la bartola» cuando estaba dando el pecho.

Ha lamentado que es algo que le pasa «a miles de mujeres cada día en el mundo», que siempre tienen «que demostrar más».

Sobre si su rival en las primarias, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, es el candidato de Ferraz, la socialista ha respondido que lo que es «evidente» es que ella no es la candidata de la dirección nacional, algo que ha quedado claro «por activa y por pasiva».