Los constitucionalistas catalanes reclaman ser escuchados. Especialmente respecto a la concesión de indultos a los líderes independentistas condenados por su participación en el 1-O, pero no solo. Reclaman también formar parte de las negociaciones que el Gobierno ha abierto con los independentistas, de las que temen ser excluidos. Por eso, entidades como Sociedad Civil Catalana (SCC) o Impulso Ciudadano han escogido como lema de la concentración la palabra «lealtad».

Los líderes de estas dos entidades, Fernando Sánchez Costa y José Domingo respectivamente, han entregado a la Delegada del Gobierno, la socialista Teresa Cunillera, el manifiesto “Desde la lealtad hacia la convivencia” en el que señalan la «deslealtad» de los independentistas con la Constitución y advierten de que «todavía siguen acosándonos».

Nos negamos a seguir jugando un papel subalterno de comparsas de las élites nacionalistas»

«El camino no es olvidar los delitos cometidos por los desleales, enjuiciados cn todas las garantías procesales, y marginar y silenciar a las víctimas de aquellas acciones», añade el texto, que rechaza la concesión del «indulto colectivo que promueve el Gobierno». Denuncian además que no habrá avances en Cataluña si se sigue invisibilizando a los constitucionalistas y avisan de que «nos negamos a seguir jugando un papel subalterno de comparsas de las élites nacionalistas».

El manifiesto es el primer resultado de la Mesa Cívica Constitucionalista, que integra a una veintena de asociaciones que reivindican que en las negociaciones entre los gobiernos de España y Cataluña se tengan en consideración las reivindicaciones «de los catalanes que siempre han permanecido leales al orden constitucional».

Recuperar la convivencia

El segundo, la petición de ser recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de tomar una decisión sobre los indultos, que Sánchez Costa y Domingo han trasladado a Cunillera. Los portavoces de la Mesa han subrayado la voluntad de todas las entidades de contribuir a la recuperación de la convivencia en Cataluña, pero han insistido en que para eso es imprescindible que desde el poder nacionalista se respeten los derechos y libertades de todos los catalanes.

En este sentido, Sánchez Costa y Domingo han señalado que los líderes separatistas «no ofrecen actualmente garantías de lealtad que justifiquen la concesión de los indultos». La Mesa integra además a entidades del ámbito educativo como la universitaria S’ha Acabat o la Asamblea por una Escuela Bilingüe, la Asociación por la Tolerancia, Foro de Profesores o Empresaris de Catalunya, entre otras.