España | Tribunales

La Audiencia Nacional confirma el procesamiento del abogado de Puigdemont por blanqueo en el 'caso Miñanco'

El letrado Gonzalo Boye

El abogado Gonzalo Boye. EP

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (AN) ha ratificado este lunes el procesamiento del abogado Gonzalo Boye por un presunto delito de blanqueo de capitales con el que habría favorecido a la organización del narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, conocido como ‘Sito Miñanco’.

La titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, María Tardón, procesó a Boye por su supuesta participación en el operativo para recuperar 889.620 euros que la Policía había incautado a miembros de la organización de ‘Sito Miñanco’ en el aeropuerto de Barajas que los llevaban ocultos en una maleta.

Boye y otros dos abogados están procesados por su presunta implicación en la elaboración de documentos y contratos de compraventa de letras de cambio para recuperar el dinero aprehendido por la Policía. Además, hay otras 45 personas físicas y otras 5 jurídicas procesadas en esta causa.

El abogado, que acusa de parcialidad a Tardón, recurrió su procesamiento, pero la Sala de lo Penal lo ha rechazado argumentando que en este momento procesal no se valora la culpabilidad o inocencia del procesado, sino si hay indicios suficientes para sentarlo en el banquillo de los acusados.

En este sentido, los magistrados han señalado que los informes de la UDEF reconstruyen la vida mercantil de las letras de cambio emitidas en garantía de préstamos hipotecarios y cómo posteriormente «fueron utilizadas por el entramado criminal, para facilitar las actividades encaminadas a la recuperación del dinero intervenido en Barajas siguiendo las instrucciones de Prado Bugallo, presuntamente transmitidas por García Arango y dirigidas por el recurrente».

La Sala ha coincidido con la instructora en que de esos informes y otras diligencias, junto con las vigilancias, los seguimientos y los contactos mantenidos entre los procesados, se puede inferir «la concurrencia de indicios racionales que permiten vincular al señor Boye con los hechos y con los delitos por los que ahora se le procesa».

Te puede interesar

Comentar ()