España

Montero elude valorar la decisión de Aragonès de avalar las multas del Tribunal de Cuentas

La ministra portavoz da por hecho que el asesinato del joven de 24 años en La Coruña ha sido un ataque homófobo

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. EFE

Todo por el nuevo clima de diálogo. La ministra portavoz, María Jesús Montero no ha querido entrar a analizar la decisión de la Generalitat de suscribir una póliza de diez millones de euros para pagar las multas por malversación de fondos públicos a los presos del procés, además de varias decenas de funcionarios, impuestas por el Tribunal de Cuentas. A pesar de que la comparecencia pública se ha retrasado más de una hora, se ha limitado a decir poco menos que no tenía conocimiento en profundidad de este hecho. LO más lejos que ha llegado ha sido a defender que el Gobierno vela por a legalidad «y cuando tengamos nuestra opinión le haremos llegar nuestra opinión». «Respetamos al decisión de los tribunales», ha afirmado en otro momento de su comparecencia.

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha dado luz verde, por segunda vez, a la llamada ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, que ha introducido algunas de las aportaciones de los órganos consultivos. Curiosamente, no ha comparecido la ministra de Igualdad, Irene Montero, que sí lo hizo la semana pasada tras recibir el anteproyecto de su ley LGTBi el «nihil obstat» de sus compañeros de Ejecutivo. Para suplir esta llamativa ausencia ha difundido un vídeo por Twitter defendiendo que «hoy es uno de esos días en los que la política está a la altura de las demandas de la sociedad».

Ha sido María Jesús Montero la que ha dado cuenta de esta ley que supone, ha defendido, «un avance decidido en la protección integral de las mujeres y erradicación de todo tipo de violencias sexuales que nos hace mejores como sociedad. España, «se sitúa a la vanguardia y pone a la víctimas en el centro de la actuación pública». Sólo «sí es sí, de modo que el silencio o la pasividad no sígnica consentimiento», ha subrayado.

El nuevo texto elimina la distinción entre abuso y agresión

El nuevo texto elimina la distinción entre abuso y agresión, de modo que toda conducta sin consentimiento será considerada agresión. El delito de violación ya no exigirá violencia o intimidación sobre la víctima y se aumentarán las penas para las agresiones en grupo. En definitiva, » es una ley de la que todos nos sentimos orgullosos».

También ha pasado este martes por la mesa del Gobierno el primer acuerdo sobre las pensiones alcanzado con la firma de los agentes sociales.

Además, Montero ha aludido al asesinato del joven Samuel, apaleado en La Coruña hasta la muerte. «Un crimen que ha causado una gran ola de indignación. Personas que han salido a las plazas para mostrar su rechazo hacia la homofobia. Es muy importante que se visibilice el rechazo social porque así podremos combatirla», ha señalado en alusión a las manifestaciones de este lunes en muchos puntos de España y apuntado a aquellas formaciones políticas que fomentan la homofobia, en alusión velada a Vox.

La portavoz gubernamental ha dado por hecho que se trata de una agresión homófoba aunque ha admitido no tener más datos que el de los testigos. «Todos nos henos sentido aludidos, sobre todo en un país donde este tipo de conductas se manifiesta de una forma más débil, en una sociedad que ha ido avanzando. La sociedad española está muy sensibilizada ante fenómenos de ese tipo», ha subrayado.

Te puede interesar

Comentar ()