Cataluña | España

Ningún banco avala la operación de la Generalitat para pagar las fianzas del Tribunal de Cuentas

Partidos y entidades independentistas vuelven a llamar a la "solidaridad" para cubrir la fianza de 5,4 millones de euros que el Tribunal de Cuentas reclama a los líderes del procés

Jaume Giró.

Jaume Giró. EFE

Ninguna entidad financiera ha aceptado avalar las fianzas de los 34 dirigentes independentistas a los que el Tribunal de Cuentas reclama 5,4 millones de euros por la presunta responsabilidad contable en el gasto de casi 12 millones de euros en la promoción internacional del procés. El Govern aprobó hace dos semanas la creación de un fondo de riesgo que debía actuar de contra avalista, para dar garantías a la entidad financiera que asumiera el aval de los líderes independentistas del cobro de ese monto, si finalmente son declarados culpables.

Una cantidad que los procesados, entre ellos Artur Mas, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, deben consignar ante el Tribunal de Cuentas mañana. Sin embargo, el conseller de Economía, Jaume Giró, no ha podido cerrar el acuerdo con ningún banco. «El Govern está trabajando contra reloj día y noche para resolver este tema» ha explicado la portavoz del ejecutivo catalán, Patricia Plaja, tras la reunión del Consell Executiu.

«Las entidades financieras con las que hemos contactado no han considerado oportuno aceptar nuestra oferta de formalizar la garantía de esta operación» ha reconocido Giró. El conseller ha defendido que se trata de «una operación técnica con la garantía del fondo ya dotado» por el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) , que «no tiene riesgo financiero, jurídico ni comercial».

Por eso, ha añadido Giró, «desde Govern persistiremos en las diversas vías abiertas». Sin embargo, el titular de Economía catalán ha explicado que no utilizarán directamente el fondo de riesgos para avalar a los investigados por el Tribunal de Cuentas.

El Decreto Ley de creación del fondo establece que el ICF «puede materializar el aval con carácter temporal», ha recordado Giró. «Pero he decidido no someter a ningún profesional del ICF a dar curso a una operación que, si tenemos en cuenta los precedentes, provocaría angustia e inquietud a ellos y sus familias». El Govern «está haciendo todo lo que está en su mano para aligerar una situación injusta».

El miedo de los bancos

En este contexto, Giró ha apuntado al «miedo» de los bancos para explicar el fracaso de sus gestiones. «A veces infravaloramos el miedo, esta entre nosotros», ha asegurado. Un medio de que ha responsabilizado directamente a PP y Vox, que anunciaron recursos judiciales contra el decreto de creación del fondo.

«Nos encontramos en una situación en la que hay mucho ruido en una parte y ningún ruido en la otra» ha añadido. «El miedo es libre». Giró ha asegurado que «respeto todas las decisiones» pero ha defendido el mecanismo construido por los servicios jurídicos de su departamento. Y ha lamentado el poco tiempo concedido por el Tribunal de Cuentas para pagar las fianzas.

Aún así, ha asegurado que «los 34» implicados en este proceso «están contentos de que se haya hecho todo lo posible», recordando que «desde el 2020 están con este tema en el Tribunal de Cuentas. Ahora con un nuevo Govern se ha intentando hacer», ha concluido. Una puya que tanto puede dirigirse al ex president Quim Torra como a su antecesor en Economía, Pere Aragonès.

JxCat apunta a entidades extranjeras

Fracasada, de momento, la vía del Govern, el independentismo volverá a recurrir a la solidaridad de sus seguidores para hacer frente a las fianzas. «Mme consta que las entidades, los partidos y la caja de solidaridad están trabajando para cubrir la urgencia» ha asegurado Giró.

Paralelamente, JxCat hacía pública una carta de su secretario general, Jordi Sánchez, a sus afiliados para pedir aportaciones a esa caja de solidaridad. «La presión mediática y de los organismos del Estado ha hecho que las entidades financieras catalanas no accedieran de momento a conceder un aval» denuncia Sánchez a sus militantes, «pese a disponer de la garantía financiera» de la Generalitat.

El número dos de JxCat va más allá y pide apoyo asegurando que «en unas semanas» el aval bancario «será posible gracias a la profesionalidad que muestran instituciones bancarias no catalanas, alejadas de la presión política que impone España». Un extremo que ha evitado confirmar Giró al ser preguntado tras la reunión del Govern.

«Conociendo los antecedentes que tenemos no daré ninguna pista» sobre las entidades con las que va a contactar la Generalitat, ha advertido. «Mi obligación era empezar a hablar» con entidades catalanas, «a partir de aquí tenemos que abrir foco a otras entidades, no he dicho en ningún caso que fueran extranjeras».

Te puede interesar

Comentar ()